Miles de jóvenes se unieron a Verano Sprite, iniciativa de la Industria Mexicana de Coca-Cola, para crear un movimiento ambiental que recuperó más de 24 toneladas de residuos.

De junio a agosto del 2019, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) logró crear e impulsar el movimiento ambiental Verano Sprite, que reunió a más de 3,000 jóvenes que aún creen que conseguir un ‘Mundo sin Residuos’ es posible. 

Se realizaron 10 limpiezas de cuerpos de agua en todo el país, para recuperar espacios verdes y urbanos de gran valor. En total, se recolectaron más de 24 toneladas de residuos, como residuos orgánicos, botellas, plásticos, vidrio, llantas, colillas de cigarros, entre otros. 

¡Estos residuos comenzarán un nuevo camino!

Los residuos reciclables iniciarán su proceso para tener más de una vida útil, mientras que los desechos no reciclables y orgánicos serán entregados a los gobiernos locales para su adecuada disposición y tratamiento final. Todos estos residuos fueron catalogados y procesados gracias a la colaboración de la Asociación Ambiental, Ecología y Compromiso Empresarial (ECOCE).

El éxito de estas limpiezas radica en la concientización de miles de personas sobre la importancia de separar la basura en los hogares, sobre el reciclaje y sobre todo en no tirar basura en la calle. De igual forma, gracias a la suma de esfuerzos de todos, gobierno, sociedad y empresas se puede lograr hacer un cambio positivo por el planeta.

La IMCC y sus socios embotelladores, Arca Continental, Coca-Cola FEMSA, Corporación del Fuerte y Bepensa, sumaron esfuerzos y voluntades a lo largo y ancho del país para conseguir el éxito de las limpiezas de Verano Sprite en cada uno de los territorios donde se organizaron:

  1. Playas en Tijuana 

  2. Vado Lagunitas en Cabo San Lucas 

  3. Rio Santa Catarina en Monterrey 

  4. Playa Santa Ana en Veracruz 

  5. Playa Celestún en Yucatán 

  6. Seybaplaya en Campeche 

  7. Playa Agua Blanca en Oaxaca 

  8. Playa Papagayo en Guerrero 

  9. Ixtlahuaca en el Estado de México

  10. Barranca Tarango en la Ciudad de México

 

 

 

Durante toda la campaña, Sprite también reinventó su envase para lanzar su botella azul hecha 100% de botellas recuperadas. Con esta innovación se convirtió en la primera marca de refrescos en México con estas características. 

Esta, como muchas otras iniciativas, forman parte de los esfuerzos de la Industria Mexicana de Coca-Cola por alcanzar la meta de un ‘Mundo sin Residuos’, a través de la recolección y reciclaje de todos sus envases vendidos para 2030, además del incremento de material reciclado en cada uno de sus envases hasta llegar al 50%. 

La IMCC es el principal reciclador de PET grado alimenticio en México, por lo que se seguirá fomentando una cultura de economía circular que impulse la separación de la basura desde los hogares y el fomento del reciclaje de envases dentro de nuestro país.