Después de una noche de fiesta y baile, tu cuerpo puede perder líquidos. Es por eso al día siguiente puedes sentirte cansado.

Tu cuerpo pudo estar expuesto a diferentes condiciones como sudoración excesiva por bailar o dormir pocas horas, que pueden provocar pierdas líquidos y al día siguiente despiertes con malestares.

Algunas opciones para evitarlo

  • Dejar que tu cuerpo descanse al menos 7 a 8 horas diarias para mantener un estado de salud estable.
  • Al día siguiente puedes hidratarte con bebidas con electrolitos.

Las bebidas con electrolitos te ayudan a reponer las sales y el potasio que pierdes en una noche de fiesta. Algunas bebidas como ISOLITE se convierten en un gran aliado, pues te ayudan a mantener un adecuado nivel de hidratación, reponiendo la pérdida de líquidos y electrolitos.

Lo bailado nadie te lo quita, pero el descanso y la adecuada hidratación te ayudarán a reponerte el día siguiente.