Es lógico pensar que conoces tu cuerpo a la perfección. Pero muchas veces no es así. ¿Te has preguntado qué tan bien te sientes después de tomar un vaso de leche? Resuelve este test y descubre lo que le pasa a tu organismo.

Si respondiste que “Pocas veces” o “Casi siempre” en al menos 2 de las 5 preguntas, tu estómago tiene algo que decirte. ¡Escúchalo! Porque quizás tengas síntomas de intolerancia a la lactosa.

Cuesta decirlo, pero con el paso de los años el cuerpo cambia; y uno de los cambios más comunes con la edad adulta es la intolerancia a la lactosa. Este síntoma ocurre cuando tu intestino no digiere el azúcar (lactosa) de la leche.

La intolerancia a la lactosa puede producirte inflamación, pesadez, gases o incluso diarrea. Estas señales suelen aparecer entre 30 minutos y 2 horas después de consumir un vaso de leche o algún otro producto con lácteos.

¡Mucho ojo! Este test no es un diagnóstico sino una guía para aprender a escuchar a tu estómago. La intensidad del malestar depende del grado de intolerancia a la lactosa de cada persona o puede tener otras causas. Así que consulta a tu médico para un diagnóstico y saber qué nutrimentos específicos necesitas para tu estilo de vida.

Si quieres probar algo diferente elige AdeS Soya, una bebida deliciosa con la misma cantidad de proteína y calcio que la leche de vaca*, fortificada con vitaminas y minerales. Por su origen vegetal, AdeS Soya no contiene lactosa por eso tu estómago no se sentirá inflamado**.

*Datos con fines informativos y de composición de producto, se reconoce la relevancia nutrimental de la leche de vaca, basado en 200 ml de leche entera UHT.

** La inflamación aquí mencionada se refiere únicamente al síntoma relacionado a la intolerancia con la intolerancia a la lactosa, consulte a su médico para obtener la orientación adecuada.