El 3 de marzo la ONU conmemora el Día de la Naturaleza. Su objetivo es sensibilizar a la población mundial de la relevancia de preservar la flora y la fauna.

Mirar hacia el cielo y observar las nubes a través de las ramas de hileras de árboles es una de las experiencias que nos hace sentir la grandeza de la naturaleza. En conjunto, esos grandes árboles conforman bosques y selvas que son el hábitat natural de millones de especies animales y vegetales.

En 2013, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 3 de marzo como el día mundial para celebrar a la Naturaleza y hacer conciencia sobre la importancia de su conservación.

Este día es especialmente relevante para México, ya que está catalogado como uno de los 15 países megadiversos que concentran, en conjunto, entre el 60 y 70% de las especies animales, vegetales y de microorganismos del mundo, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

En nuestro país, más de la mitad de las áreas naturales protegidas han sido afectadas por algún tipo de degradación. Para conservar dicho hábitat, se encuentra vigente la Norma Mexicana NOM-059 que clasifica a las especies bajo las siguientes categorías: especies probablemente extintas; en peligro de extinción; amenazadas; y sujetas a protección especial.

Desde hace más de una década, en la Industria Mexicana de Coca Cola (IMCC) contribuimos directamente a la restauración de áreas naturales a través del Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua. De 2008 a 2017, gracias a la convergencia de voluntades de la sociedad civil, iniciativa privada y gobierno, se han obtenido importantes resultados:  

Del mismo modo, en 2018 contribuimos a la siembra de más de 3 mil árboles en el Parque Nacional Cerro de la Estrella, considerado una zona de conservación forestal, además de ayudar en la limpieza de la Laguna de Salazar en Lerma, Estado de México, como parte de nuestro compromiso por promover el cuidado y preservación de la riqueza natural.