¿Sabías que el tamaño y hasta el color de tus platos influyen en el tamaño de las porciones que eliges? Aquí te diremos sencillos tips que podrían ayudarte a optimizar tus elecciones en cuanto a la cantidad de comida que consumes.

1. Empieza siempre por los vegetales. La mejor manera para reducir tus porciones, es comenzar con un plato grande de ensalada o verdura. Fíjate que mínimo sean dos tazas o, si te parece más fácil, dos puños. Al ingerir primero los vegetales, que son ricos en fibra, podrías quedar satisfecho antes, evitando que te sirvas porciones grandes de los demás platillos, cumpliendo así con las recomendaciones del Plato del Bien Comer.

2. Elige platos pequeños. Una porción de alimentos adecuada puede parecer muy pequeña si se sirve en un plato grande. Esto es por un efecto visual, pues inconscientemente siempre buscarás llenar el plato. De acuerdo al Doctor Brian Wansink´s, de la Universidad de Cornell, el tamaño de la vajilla influye en la cantidad de alimento que se ingiere . Entre más pequeño sea, menor es la porción de comida, y al revés.

3. Cuida el color de la vajilla. El comer espagueti con salsa de jitomate, en un plato color rojo, podría favorecer que te sirvas una porción mayor (hasta un 30% más), que si lo haces en un plato color blanco. Esto, según un estudio de los Doctores Wansink y van Ittersum, quienes encontraron que entre mayor contraste exista entre el color del plato y el de los alimentos, podría haber un menor consumo.

4. Come en un ambiente agradable. Algunas investigaciones demuestran que  comer en un ambiente bien iluminado y agradable, nos lleva no sólo a disfrutar más los alimentos, sino también a ingerir menos. De hecho, muchos restaurantes tienen estas características. Recuerda que la hora de la comida debe ser un momento para disfrutar y distraerte de las demás actividades.

5. No comas frente a la computadora o televisión. De acuerdo a varios estudios, cuando estás distraído, ya sea viendo la televisión, trabajando, o en el celular, sueles comer porciones más grandes sin darte cuenta. El cerebro debe registrar que estás comiendo, de lo contrario, no quedarás satisfecho y podrías sobrepasarte.

Finalmente, no olvides que es importante masticar despacio y disfrutar cada bocado. Recuerda que la señal de que ya estás satisfecho, tarda en llegar a tu cerebro aproximadamente 20 minutos, después de haber comido, por eso debes dejar de comer antes de sentirte lleno.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola, nos preocupamos por ofrecerte opciones y porciones que se adecúen a cada estilo de vida, para que puedas disfrutar de tus comidas aún más.