¿Quién dijo que no podías disfrutar de tus vacaciones mientras cuidas el medio ambiente? Si tú también consideras que proteger el entorno es responsabilidad de todos, pero no sabes bien cómo hacerlo, estos consejos pueden ser tu guía a la hora de disfrutar de tu tiempo libre, siempre cuidando del planeta.

1. Pon la basura en su lugar. Suena obvio, pero el principio básico para mantener el equilibrio ambiental es evitar modificar el entorno que visitas y eso implica no tirar basura. Utiliza siempre los contenedores adecuados para cada desecho y así incluso contribuirás al proceso de reciclaje.

2. Sé parte del club del plogging. Se trata de una de las últimas tendencias que une la actividad física con la conciencia social. Solo necesitas dos cosas: una bolsa de basura y la intención de hacer ejercicio. El concepto se basa en que camines, trotes o corras y durante tu recorrido, recojas la basura que ves a tu paso. ¡Lo puedes hacer solo o acompañado!

3. Sé práctico. Aún hay zonas en las que es difícil encontrar un bote de basura, pero que eso no detenga tu consciencia ecológica. Simplemente lleva contigo una bolsa desechable para que recolectes ahí la basura que generes en tu recorrido y así puedas tirarla en cuanto encuentres un depósito adecuado.

4. Como si estuvieras en tu hogar. Si te hospedas en un hotel, ¡siéntete como en casa! Y recuerda siempre apagar las luces y el aire acondicionado cuando salgas. Así evitarás un gasto innecesario de energía eléctrica; la prioridad es comprender que el cuidado del planeta lo hacemos todos con pequeñas acciones.

5. ¡A pedalear se ha dicho! Si estás en un lugar en donde renten bicicletas, ¡alquila una! Además de que podrás disfrutar la ciudad de otra manera, podrás ahorrar en transporte y podrás conocer la ciudad de una forma completamente distinta ¡y muy divertida!.

6. Respeta la naturaleza. Evita arrancar plantas o llevarte animalitos que te encuentres durante tus vacaciones. Cada especie cumple una función particular en el ecosistema, así que lo mejor es aprender a disfrutarlos en su hábitat. Mejor tómate una foto de recuerdo y evita invadir su espacio.

7. Compra productos locales. Al consumir lo que se produce en el lugar que visitas, estás contribuyendo a que funcione la economía local, lo que hace que se reduzca el consumo de combustibles empleados para el transporte de los productos de diferentes puntos del país. ¡Todos ganan!

Así, tus acciones se sumarán al resto de quienes estamos conscientes por el cuidado del planeta, como la Industria Mexicana de Coca-Cola, donde buscamos soluciones innovadoras para tener un Mundo Sin Residuos. Éste es un plan integral que renueva el enfoque del ciclo de vida de las botellas y latas, con el objetivo global de recolectar y reciclar el equivalente al 100% de nuestros envases para el 2030.

Conoce aquí un poco más acerca de esta iniciativa.

Ahora, ¿ya estás listo para hacer de tus vacaciones las más eco-friendly de tu vida?