Los intercambios en la oficina son un tema... pueden ser divertidos, pero también algunas veces decepcionantes. Ya sabes, típico que tú regalas unos audífonos increíbles y a ti te dan unos calcetines, o que te toca ser el Secret Santa de la persona que peor te cae o de alguien que de plano no conoces y ni idea tienes de qué darle. Muchas cosas podrían salir mal, pero ya verás que, con Fresca todo es Frescura sin amarguras.

Para esos casos, aquí te damos algunos tips para sobrevivir al intercambio navideño de tu trabajo, ¡sin amarguras!

  • No seas amargado. Sí, sabemos que diciembre es un mes de muchos gastos, pero, ¿qué tanto es tantito? Negarte a ser parte del ritual godín del intercambio navideño te va a restar muchos puntos y te pueden catalogar como el amargado de la oficina para siempre. ¡Tómate una FrescaDate chance de festejar con quienes pasas más de 8 horas del día!

  • Networking navideño. Si trabajas en una empresa muy grande, es muy factible que no tengas ni idea de quién es la persona a quien le vas a regalar, pero tal vez el intercambio sea el mejor momento para ampliar tu círculo social… ¿quién te dice que no conoces a tu próximo crush o incluso a alguien que te pueda ayudar a moverte de área en un futuro? ¡Las posibilidades son infinitas!

  • A mal regalo, buena cara. Cuando sea tu turno de abrir tu regalo, por más equis que parezca lo que te dieron, no te amargues, sonríe y da las gracias. Si quien te lo dio lo hizo a propósito para molestarte, se sacará mucho de onda al ver que te encantó su obsequio. Y de verdad, así sean unos calcetines, ¡podrías encontrarles más usos de los que te imaginas!

Así que ya sabes, disfruta tu intercambio godín con Fresca y gánale a cualquier amargura que pueda presentarse. Más allá del regalo que recibas, recuerda que lo importante es convivir a gusto con tus compañeros de la oficina, ¡por lo menos un ratito!