¡Le ponemos sabor limón o naranja a todo lo que se nos ocurre! Por ejemplo, tenemos canciones: Naranja dulce, limón partido, dame un abrazo que yo te pido 🎶 🍊 🍋Saborizamos nuestros alimentos con sus jugos y, obviamente, también preparamos deliciosas bebidas como Limón&Nada y Naranja&Nada.

Ahora, ¿cómo es que el delicioso sabor de estas frutas combina tan bien con las burbujas?  Resulta que la combinación de amargor y dulzura de los sabores cítricos es una de nuestras debilidades culinarias. ¡Nos encanta!  Esto de acuerdo con un estudio del Journal of Agricultural and Food Chemistry, pues la sensación de hidratación es muy alta.

Por otro lado, por sus características, la efervescencia hace que la lengua experimente un mayor frescor. Así que, considerando el hecho de que los sabores cítricos ofrecen una sensación de hidratación alta y las burbujas una mayor sensación de frescura, la combinación puede ser irresistible.

¿En qué momento ocurrió esta unión? Bueno, resulta que a finales del siglo XIX, el científico británico Joseph Priestley descubrió la manera de hacer agua carbonatada de manera artificial, lo que permitió comenzar a hacer combinaciones de sabores para así ofrecer bebidas refrescantes de diferentes sabores.

¡Sí! Así fue como las limonadas y las naranjadas recibieron ese toque extra de frescura que disfrutamos hoy en día con opciones como Limón&Nada y Naranja&Nada. Por esta razón, ¡hay cosas que saben muy bien!