No cabe duda que el color rojo se ha convertido en un sinónimo de nuestra marca y aunque no hay un código Pantone (sistema de definición cromática) para el “rojo de Coca-Cola”, esa tonalidad es simplemente inconfundible.

Y es que cuando ves ese tono enseguida lo asocias con nuestra bebida, pero ¿cómo fue que éste color terminó siendo tan representativo?

Pues déjanos decirte que esto no es algo nuevo: la historia comenzó en 1890.

De acuerdo con Ted Ryan, archivista de la compañía, cuando John Pemberton creó nuestra bebida, Frank M. Robinson, su amigo y contador, sugirió el nombre “Coca-Cola” y para diseñar el logotipo, optaron por una de las tipografías que estaba de moda a finales del siglo XIX, la Spencerian en contraste rojo y blanco, por sugerencia de Robinson.

Así, decidieron escribir "Coca-Cola Delicious and Refreshing" (Deliciosa y Refrescante) con letras rojas sobre un fondo blanco, surgiendo de esta manera nuestro primer cartel.

Desde entonces, el rojo fue adoptado como nuestro color predominante

El círculo rojo

En 1948 la introducción del emblemático disco rojo logró intensificar la asociación entre la marca y el color.

"Al ver el famoso disco rojo en el exterior de cualquier tienda o establecimiento, sabes inmediatamente que podrás disfrutar de una deliciosa Coca-Cola bien fría”, comenta Ted Ryan. "De alguna manera, ese círculo rojo se convirtió en una promesa”.

Mezcla secreta

La “receta” exacta del “rojo Coca-Cola” se le atribuye a  J.B. Chandler , que fue el hombre que construyó la caja de Coca-Cola más grande del mundo en 1950.

Para conseguirlo, Chandler mezcló tres diferentes tonos carmesí, que al unirse dieron como resultado esa tonalidad que sólo con verla nos hace pensar en el delicioso sabor que tanto nos refresca. “En mi mente no había otra cosa más que el color, el cual tendría que ser el correcto, el perfecto”, expuso el mismo Chandler en una entrevista que le hicieron al respecto de su trabajo.

Por supuesto, los “ingredientes” de esta mezcla son secretos y existen pocos afortunados que los conocen y pueden replicar tan emblemática tonalidad.

Coca-Cola en un solo concepto

Según James Sommerville, vicepresidente de diseño global de Coca-Cola, el que se use una misma identidad visual con el rojo en el diseño de cada variante de esta bebida,  hace recordar a los consumidores que, independientemente de que se trate de una Coca-Cola Original, Sin Azúcar, o Light son parte de un solo concepto.

Como verás a pesar del paso del tiempo y la evolución, el distintivo color de nuestra marca perdura hasta hoy, siendo por 130 años en el mundo y 90 en México un referente de nuestro delicioso y refrescante sabor.