Es innegable que tener una mascota –no importa de qué raza o especie sea- ayuda a sentirnos más felices. Son nuestros compañeros fieles, y así como nosotros aportamos protección, felicidad y bienestar a su vida, ellos hacen lo mismo en la nuestra.

Compartir el día a día con estos seres de cuatro patas puede traer a nuestra vida ventajas y beneficios en los que quizá no reparamos, porque simplemente los sentimos. 

Por eso, en el Día Mundial de los Animales, te compartimos 5 razones por las que las mascotas nos hacen sentir más felices cada día.

1. Una inyección de endorfinas

Según un reciente estudio  de la Universidad de Miami, las personas que tienen mascota poseen una mayor autoestima y presentan niveles más altos de neurotransmisores como las endorfinas, dopamina, oxitocina o prolactina, mismos que están relacionados con la sensación de bienestar.  

Y es por eso que acariciar su pelaje, jugar con ellos o sentir su compañía en silencio, puede ahuyentar la tristeza y hacernos sentir más animados de inmediato.

2. Menos estrés

Estudios realizados por la Universidad Commonwealth de Virginia descubrieron que tras interactuar con mascotas, especialmente perros, el cuerpo humano presenta un aumento en la frecuencia de las ondas asociadas a la relajación y una disminución en su nivel de la hormona del estrés, el cortisol

Es quizá por eso que en muchas oficinas piensan en el bienestar de sus trabajadores y son espacios pet-friendly, es decir, permiten el acceso mascotas, algo que no sólo beneficia a su dueño quien puede compartir más tiempo con el animalito, sino incluso a sus compañeros, mejorando el ambiente y ayudando a la relajación de todos los miembros de la oficina.

3. Te mantiene activo
Quien tiene un mascota, lo sabe, ¡es imposible quedarse quieto en casa! Hacer actividad física es más sencillo cuando tenemos un amigo de cuatro patas que de alguna forma nos obliga a salir a calle, dedicarnos un momento para pensar, pasear largo rato y sin prisas, platicar con quienes nos cruzamos, etcétera. Ellos ayudan que se convierta en una rutina diaria que nos motiva.  

. Amor incondicional
Bien dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, y es que cuando se convive con estos seres de cuatro patas, te das cuenta qué tan real es eso del amor incondicional que dan a sus dueños. Mantener este tipo de relación con ellos, podría permitir al ser humano relajarse y mantener mejores relaciones sociales con los demás, además de sentirse muy querido.

5. Empatía de verdad

Si hay algo en la vida que nos ayuda a entender al otro, esa es la empatía. Convivir con animales aumenta esa capacidad, porque hace que observemos el mundo con otros ojos.

Por ejemplo, los amantes de los gatos saben que éstos –a pesar de ser algo más independientes- también son grandes compañeros de vida. Sólo hay que conocer algunos datos curiosos de su comportamiento para entenderlos en mayor profundidad.

Por todo esto y muchas cosas más, celebremos a nuestros animales, compañeros de vida y elementos fundamentales de nuestra familia que sin duda nos dibujan una sonrisa en el rostro con su sola presencia.