Imagina la escena: tomas en tus manos unas almendras y una a una las llevas a la boca para disfrutar su delicioso sabor; pero ¿has pensado qué ocurre en tu cuerpo después de comerlas? Además de saciar tu apetito, obtienes una serie de nutrimentos con acción antioxidante que pueden ofrecerte algunos beneficios al llevar un estilo de vida saludable.

¿Como cuáles? Bueno, la Escuela de Medicina de Harvard detalla que las almendras son ricas en:

  • Vitamina E
  • Grasas monoinsaturadas

  • Fibra

  • Minerales: calcio, fósforo y magnesio

  • Flavonoides

Ahora, mientras disfruta del sabor de las almendras, déjanos revelarte lo que ocurre en tu cuerpo al comerlas.