En la Compañía Coca-Cola tenemos el objetivo de ayudar en el manejo responsable de empaques, por lo que buscamos soluciones innovadoras para tener un Mundo Sin Residuos que forma parte de un plan global llamado “World Without Waste”, en el que, a través de un enfoque renovado en todo el ciclo de vida del envase; desde cómo se diseñan y fabrican las botellas y latas, hasta cómo son reciclados y reutilizados.

¿Cómo hacerlo?

Pensamos lograr un Mundo Sin Residuos actuando bajo 2 fundamentos:

Invertir en el planeta. Para el año 2030, por cada botella o lata que vendamos a nivel mundial, recuperaremos otra para que ésta tenga más de una vida útil. Hemos destinado presupuesto y esfuerzos para la recolección a nivel industria; contribuyendo a que todos comprendamos qué, cómo y dónde reciclar; y trabajando con las comunidades locales, socios de la industria, clientes y consumidores para ayudar a resolver distintas problemáticas, como los desechos de empaques y residuos marinos.

Invertir en envases. Para alcanzar el objetivo de recolección, seguimos trabajando para conseguir que todos nuestros empaques sean 100% reciclables a nivel mundial. Innovando por medio de la implementación de un mayor porcentaje de materiales reciclados, desarrollando resinas a base de plantas y reduciendo la cantidad de plástico que hay en cada envase, por mencionar algunos. Para el año 2030, buscamos conseguir que, en promedio, el 50% de sus botellas sean fabricadas con material reciclado.

Nuestras acciones en México

En la Industria Mexicana de Coca-Cola nos sumamos a la meta global. Y como muestra están las acciones en favor del cuidado medioambiental que hemos iniciado desde 2002, cuando las embotelladoras de Coca-Cola se unieron a la industria del plástico del país y líderes de otras industrias para crear Compromiso Corporativo y Ecología (ECOCE), organización que fomenta la cultura del reciclaje, y financió la creación de 2 plantas de reciclaje de PET: PetStar e IMER.

Las metas se van cumpliendo. En 2017 nuestro país recicló el 58% del PET que producía. Asimismo, con la filosofía de Economía Circular, se incorpora el 26% de resina reciclada en sus envases de PET.

Además, en 2016, inauguramos en México uno de los seis Centros de Innovación y Desarrollo Coca-Cola (CID), en el que se elaboran alternativas para soluciones y materiales sustentables que minimizan el impacto ambiental.

“Si algo se puede reciclar, se debe reciclar, por lo que nuestra meta también es ayudar en la difusión de esta cultura. Reforzamos nuestras acciones para contribuir en esta valiosa meta que tenemos como sociedad y compañía”, expresó Manuel Arroyo, Presidente de Coca-Cola México.

Así que en la Industria Mexicana de Coca-Cola queremos generar conciencia en cada uno de nuestros consumidores con la meta de reducir emisiones de carbono, generar menos residuos, cuidar a la comunidad y, sobre todo, proteger nuestro planeta.