Piensa que ves una pieza publicitaria en la que se vierte una botella de Coca-Cola en un vaso. ¿A qué suena? Seguramente tu memoria sonora reproducirá el peculiar y refrescante sonido que provocan las burbujas, ¿verdad?

Realmente, la creadora de este logotipo sonoro (conocido como Pop 'n Pour), que se ha quedado grabado en la memoria de tantas personas, fue Suzanne Ciani, pionera de la música electrónica. Cuatro décadas después, continúa resonando.

Fue gracias a un sintetizador modular analógico, conocido como Buchla, que la compositora de origen italiano creó este singular sonido. Pero lograrlo no fue fácil.

Viaje al pasado

La historia comenzó en los años 70 cuando Ciani llegó a Nueva York proveniente de Los Ángeles para tocar música electrónica en vivo en una galería de arte.  Sin dinero ni conocidos, pasó momentos difíciles en la Gran Manzana.

"Estaba muerta del hambre y buscaba trabajo", recuerda.

A pesar de eso, fue perseverante y cada semana llamó a las 20 agencias publicitarias más importantes de la ciudad para preguntar sobre posibles trabajos. Su carta de presentación: tener un instrumento electrónico y saber crear impresionantes sonidos con él.

Billy Davis, un prolífico director musical de la agencia McCann Erickson, se mostró interesado. La citó tres veces, pero en cada ocasión la dejó plantada. Impaciente, Ciani fue a buscarlo a Times Square donde se encontraba el estudio y entró a la cabina de controles.

Sin saberlo, interrumpió una sesión de un jingle para Coca-Cola. Pero curiosamente, Davis y su equipo estaban teniendo problemas para desarrollarlo, así que le preguntó a Ciani si podía hacer algo y ella le contestó que sí, siempre y cuando tuviera su Buchla.

Con el apoyo de una compañía de transporte, pudo llevar su instrumento al estudio y aunque muchas personas dudaban de esta nueva tecnología, Billy confió en ella y se pusieron a trabajar.

"Fue entonces cuando surgió la idea de las burbujas", dice Ciani. "Por supuesto, las burbujas no suenan, pero esta es la magia del diseño de sonido...se puede crear el concepto de un sonido y parecer real", explica.

De esta forma, Ciani y Davis desarrollaron una manera de explorar sonidos y así nació el Coca-Cola Pop 'n Pour (Destape y vierta una Coca-Cola).

Revolución sonora

Después de perfeccionar el Pop 'n Pour, Ciani continuó colaborando con Davis en otros jingles de Coca-Cola. Los "aumentos electrónicos" que ella aportó abrieron nuevas posibilidades para la narración comercial.

Recuerda especialmente un anuncio en el que tres chicos trabajan bajo el sol en una carretera, soñando con beber una refrescante Coca-Cola. En el, Ciani utilizó su sintetizador para crear lo que ella imaginaba que podría ser el sonido del calor.

"Con la música electrónica diseñas ese mundo imaginario que va más allá de lo real", asegura.

Al imaginar sonidos que se experimentan, pero no que se escuchan, Ciani construye experiencias auditivas más auténticas, cimentando la resonancia de sus obras con el público.

"Ser capaz de diseñar de esta manera idealista conecta nuestros conceptos a un nivel superior", concluye. “Y eso es real”.

Aunque Ciani creó sonidos para otras marcas, fue con Coca-Cola que se catapultó a la fama. Y, su historia demuestra que, aunque a veces las situaciones parezcan difíciles, no hay límites para lograr tus objetivos.