Coca-Cola está tomando medidas para estar a la vanguardia del movimiento de reciclaje mejorado, que potencialmente convertirá envases como botellas de PET de colores, que comúnmente son excluidas de ciertas corrientes de reciclaje, en botellas de PET nuevas.

Para hacer del reciclaje mejorado una realidad, el sistema Coca-Cola anunció recientemente dos inversiones para acelerar su desarrollo y despliegue mediante la aplicación de tecnologías innovadoras. A diferencia del reciclaje mecánico, el reciclaje mejorado permite la recuperación y reutilización del plástico PET sin degradación del material.

"Nuestra aspiración, como parte de nuestra visión de Mundo sin Residuos (World Without Waste), es cerrar el ciclo de nuestros envases ayudando a convertir más botellas recicladas en nuevas", explica Scott Pearson, director senior de Ingeniería de I + D Global de The Coca-Cola Company. "Y el reciclaje mejorado es el próximo gran paso en esa dirección".

Una de las dos inversiones se realizó mediante un acuerdo con Ioniqa Technologies para apoyar el desarrollo de su tecnología para el reciclado mejorado de PET, que utiliza el proceso de despolimerización para reciclar plásticos de diferentes colores, calidades y condiciones en bloques de construcción purificados que luego se pueden convertir en materiales claros y de alta calidad PET,  para lograr una economía circular.

Ioniqa está construyendo su primera fábrica de reciclado de plástico PET en los Países Bajos.

"Estos acuerdos representan oportunidades emocionantes para un cambio real en nuestro avance hacia una economía circular al devolver los residuos de PET de baja calidad a PET de calidad virgen y grado alimenticio", dijo Robert Long, director de innovación de The Coca-Cola Company.

La segunda inversión fue por 15 millones de dólares y se hizo al fondo de préstamos de riesgos llamado Capital Circular (Circulate Capital), cuyo objetivo es incubar y financiar empresas e infraestructuras que ayuda a combatir los desechos plásticos oceánicos en el sur y sudeste asiático.

De México para el mundo, liderazgo en el reciclaje PET

Se estima que se genera más de 1 kilogramo de basura por persona al día en México. Mucha de esa basura solía terminar en rellenos sanitarios, en las calles o en los océanos. Sin embargo, en los últimos años, México se ha convertido en "el país líder en América Latina en recolección y reciclaje de PET", según un informe de la revista en línea El Dictamen. Ahora, el 60 por ciento del PET reciclado de México se reutiliza para el mercado nacional y el resto se exporta al exterior.

Gran parte de este logro puede atribuirse a una inversión multianual de The Coca-Cola Company y sus socios embotelladores en México. Las inversiones significativas en infraestructuras locales y los esfuerzos para hacer del reciclaje una iniciativa intersectorial, han cambiado radicalmente el ecosistema de reciclaje local, pero además la forma en que se hacen las botellas.

Ejemplo de esto último fue el lanzamiento reciente de la botella 100% hecha de otras botellas para nuestra marca de agua Ciel.

El esfuerzo de la Industria Mexicana de Coca-Cola es un ejemplo de cómo los programas tácticos de reciclaje pueden salir de una inversión económica bien dirigida. Además, muestra que, si bien los objetivos pueden variar de una región a otra, el éxito vendrá, en última instancia, de encontrar soluciones innovadoras que funcionen en cada mercado.

Y precisamente esta es la aportación de México para el mundo; mostrando con liderazgo que altos niveles de reciclaje de PET son posibles lograr cuando se generan las condiciones necesarias para ello. La Industria Mexicana de Coca-Cola ha mostrado el camino y el resto de los embotelladores de Coca-Cola a nivel mundial lo están siguiendo.