Según algunos datos del Foro Económico Mundial, a partir del año pasado y durante los próximos diez años, estaremos viviendo una “Edad de Oro del Consumidor”. Y, aunque el informe es contundente en los datos que arroja, ¿qué significa realmente?

Hablar de esto significa que seremos testigos de una transformación en las industrias. Estos cambios ya están sucediendo actualmente y los comenzamos a ver reflejados en la manera en cómo compramos y lo que esperamos de todas las empresas.

Resulta lógico pensar que en esta etapa habrá un crecimiento en las opciones nuestra disposición. Lo cual puede ser beneficioso, porque podremos encontrar cada vez más productos que se adecuen a nuestro estilo de vida y necesidades.

No sólo eso, como dice James Quincey, Presidente y CEO de The Coca-Cola Company, “el consumidor obtendrá diferentes opciones para cada momento”, con lo que obtendrá una influencia muy marcada en toda la cadena de valor. De igual manera, temas como personalización, simplificación y conveniencia, serán fundamentales y se verán presentes desde ahora.

El informe afirma que la forma de comprar cambiará radicalmente en este periodo más que en los últimos cuarenta años. Sobre todo porque las tecnologías actuales también juegan un papel importante. Según Google, “hoy por hoy, las actividades cotidianas están centradas en los dispositivos móviles conectados a la red”.

El último eslabón de esta cadena de producción lo integran la transformación de la industria y el impacto ambiental resultante. Hoy más que nunca, las compras que hacemos y nuestra manera de consumir de manera cotidiana, impactan en temas como empleo, economía y medio ambiente.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola hemos asumido un gran compromiso en estos temas, abordando una agenda que involucra empresas, gobierno y sociedad desde distintos ángulos. Acciones por un Mundo sin Residuos como el trabajo de las plantas recicladoras IMER y PestStar, la innovación de envases y la generación de comunidades sustentables, son prueba de ello.

4 señales de que estamos viviendo “Edad de Oro del Consumidor”

1. Presencia de tecnología en la vida diaria

Como consumidores estamos usando nuestros teléfonos inteligentes para acceder a información sobre productos, compararlos con otras opciones y verificar si encajan en nuestro estilo de vida.

2. Vivir una conexión y comprensión entre productores y consumidores

La elección que genera la tecnología crea una experiencia de compra en donde el consumidor es quien determina no solo si adquiere un producto determinado sino que también se incorpora a una cadena de valor que impacta a la sociedad e incluso al ambiente.

3. La adopción de nuevas tecnologías

En ese sentido, el cambio tecnológico está ya presente. Y aunque esperamos verlo con automóviles autónomos, drones e inteligencia artificial, la realidad es que se hace presente en cosas no tan apantallantes, pero sí muy importantes. Como por ejemplo, envases amigables con el medio ambiente.

4. Ser parte de las capacidades clave para el futuro

Los consumidores se veráninmersos más que nunca en una cadena de valor al consumir cualquier producto. Si bien todas las industrias buscarán satisfacer sus crecientes expectativas, por primera vez ya no estarán fuera. Esto los pondrá en un punto donde más que consumir, también jugarán un rol importante hacia el futuro.

Las grandes oportunidades vienen acompañadas de grandes desafíos. De ahora en adelante, los consumidores somos la clave de los productos existentes y de los que aparecerán en un futuro.