Desde que Coca-Cola inició operaciones en México, hace más de 90 años, ha trabajado por el bienestar personal, social y ambiental del país. Por ello, para preservar el medio ambiente, todo esfuerzo se encamina a innovar con iniciativas que contrarresten los efectos del calentamiento global.

De esta manera, nos sumamos a la iniciativa “Transporte Limpio”, un programa de participación voluntaria y cobertura nacional impulsado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT).

Para lograr hasta un 30% de ahorro de combustible y reducir la huella de carbono en nuestra Cadena de Suministro, en la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) rodamos limpios con un taller donde se adoptan tecnologías y mejores prácticas para que el transporte de carga y de pasajeros reduzcan su consumo de gasolina y disminuyan sus costos de operación. Esto para lograr un beneficio ambiental y reducir emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta primera edición del programa se impartió exclusivamente para trabajadores de la IMCC, en el CEDIS Coecillo, de Coca-Cola FEMSA. Ahí se habló de temas como disminución de la contaminación del medio ambiente y del consumo de combustible, aumento de seguridad en el tráfico, además se brindaron herramientas para reducir los desgastes de los componentes mecánicos.

Y porque la unión hace la fuerza, en estas sesiones participaron nuestros Socios Embotelladores: Arca Continental, Coca-Cola FEMSA, Bepensa, Grupo RICA, Corporación del Fuerte, Jugos Del Valle-Santa Clara, Embotelladora de Colima y Bebidas Refrescantes de Nogales.

Es así que con este programa de participación voluntaria y cobertura nacional mantenemos firme el compromiso con el cuidado del medio ambiente, con la seguridad de nuestros asociados y consumidores del país.