A lo largo de nuestra historia, la lata roja de Coca-Cola se ha transformado y la hemos visto cambiar en muchas ediciones especiales que se quedaron en nuestro corazón. ¿Cómo olvidar cuando nos llenamos de nombres personales o las que cada año se ven invadidas por Santa Claus?

Hoy, en nuestras latas no hay figuras animadas, pero sí héroes de la vida real que queremos reconocer y agradecer su labor diaria. Personal médico, maestros, equipo de limpieza, tenderos, miembros del ejército, agricultores, farmacéuticos, empleados de supermercados, oficiales de aduana, servidores públicos, policías, choferes, repartidores, periodistas… México sigue de pie y es por lo que todos juntos estamos haciendo.

Hoy nos mantenemos cerca a pesar de la distancia, y esta lata edición especial es un reconocimiento, agradecimiento y para enviar un mensaje de unión y optimismo en un momento en el que solo saldremos adelante con el esfuerzo de todos.

Por nuestra parte, igual que en otras ocasiones, hemos puesto las manos y el corazón para atender la realidad del país, sumándonos de la mano de la industria pública y privada a distintas iniciativas, ofreciendo hidratación, material médico y productos sanitarios al personal de salud, apoyando a los pequeños negocios del país y constantemente reforzando nuestras medidas de seguridad para hacer frente a la situación en conjunto de los grupos y comunidades más afectadas por la pandemia.

#HagamosEstoJuntos