¿Isofla qué? No, no es un trabalenguas, aunque su pronunciación y significado lo parecen. Las isoflavonas son sustancias que se encuentran en las plantas y forman parte de los llamados fitoestrógenos, o sea, del grupo de estrógenos vegetales. Se sabe que estos pueden ofrecer diversos beneficios a quien los consume.

Por mucho tiempo se ha creído que los alimentos que contienen isoflavonas -como la soya- tienen estrógenos que pueden provocar que a los hombres les crezcan las mamas, que tengan baja producción de espermatozoides, o que a las niñas se les adelante la edad de la primer regla.

Sin embargo, todos los alimentos que tienen isoflavonas realmente contienen fitoestrógenos que nada tienen que ver con los estrógenos humanos ya que solamente se asemejan a éstos en su estructura y en algunos de sus efectos, así que es un error pensar que la soya tiene hormonas.

El consumo de isoflavonas se piensa puede ofrecer beneficios para el corazón, antioxidantes, colesterol, glucosa, y ayudar a mantener los huesos durante la menopausia y depsués de ella.

Por otro lado, investigadores de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard resaltaron que una dieta rica en isoflavonas podría aumentar la posibilidad de quedar embarazada de forma natural.

¿Dónde encontrar isoflavonas?

Alimento

Total de isoflavona

(miligramos por 100 gramos)

Huevo 0.05
Sopa miso 1.52
Pistaches 3.63
Soya (verde o crudo) 48.95
Bebida de semillas de soya 81.65
Yogur de soya 33.17
Hamburguesa vegetariana 6.39

Fuente: Escuela de Medicina de Harvard

También en la soya

¿Te habías imaginado que la soya puede ofrecerte estos beneficios? ¡Sí! Resulta que entre los compuestos más benéficos de la soya están las isoflavonas. Por ejemplo, la semilla de soya cruda tiene entre 2 y 4 mg totales por gramo; mientras que los no fermentados como el tofu, las harinas y las bebidas hechas a base de esta semilla, también son ricos en isoflavonas.

Después de conocer esta información, podrás consumir alimentos de soya que contienen isoflavonas y que también pueden ofrecer beneficios compatibles con un estilo de vida saludable.