En The Coca-Cola Company estamos comprometidos con el cuidado del medio ambiente por medio de acciones concretas en favor del cuidado y conservación de la Tierra.

Para poder cumplir con este objetivo, trabajamos en reducir nuestra huella de carbono a nivel global y un paso hacia dicho objetivo ha sido tener la información clara y precisa acerca de la cantidad de CO2 que emitimos en la elaboración de cada lata de nuestras refrescantes bebidas.

Esto se ha logrado gracias a la colaboración con Carbon Trust, una organización internacional de expertos independientes con la misión de ayudar a las industrias a dirigirse hacia una economía sostenible, con bajas emisiones de carbono.

Tal como lo muestra el caso de estudio emitido por Carbon Trust, empoderamos a nuestros consumidores a nivel mundial para reducir su impacto ambiental personal. Y uno de los puntos medulares en este aspecto, es sin duda, el manejo de nuestros envases.

Pero, ¿cuánto CO2 se genera al producir una lata de Coca-Cola? La respuesta se encuentra en la siguiente tabla:

Huella de carbono (g/CO2) Coca-Cola Coca-Cola Light

Coca-Cola

Sin Azúcar

Lata de aluminio de 330 ml 170 g 150 g 150 g
Botella de vidrio de 330 ml 360 g 340 g 340 g
Botella de plástico de 2 L 500 g 400 g 400 g

Quizás estos números no te digan mucho a primera vista, pero al compararlos con la cantidad de CO2 que emiten algunas actividades cotidianas, sin duda podrás darte una idea de la contribución que este empaque hace al cuidado del medio ambiente.

Conoce algunos equivalentes en CO2 a la fabricación de una Coca-Cola en lata

El análisis exhaustivo realizado por Carbon Trust, identifica ocho segmentos en el estilo de vida dónde las personas comúnmente generan más CO2. Estos son: desplazamientos, viajes diarios personales, electricidad, gas, consumo de alimentos y bebidas, vacaciones y emisiones de actividades de ocio y estilo de vida.

De acuerdo al investigador de la Universidad de Lancaster Mike Berners-Lee, una persona promedio es responsable de generar 23.1 kg  de emisiones de CO2 al día.

Tomando como base esa investigación, realizamos el cálculo de huella de carbono de otras actividades y encontramos los siguientes equivalentes:

  • Ver 1 hora de TV en una pantalla de plasma de 24 pulgadas: 2.5 latas

  • Rostizar 1 pollo: 10.5 latas

  • Cosechar 1 kg de uvas: 32.3 latas

  • Comer 1 kg de queso: 70.5 latas

  • 1 viaje en avión desde Londres a Nueva York: 588 latas

  • Usar un celular 1 hora diaria durante un año: 7,352.94 latas

  • Transportarse en auto por un año: 14,117.6 latas

En Coca-Cola sabemos que una imagen precisa de nuestra huella ecológica, hace que sea más fácil tomar medidas que reduzcan la emisión de gases de efecto invernadero y así colaborar activamente con el cuidado del medio ambiente.