Cuidar las porciones no implica limitarte. La clave está en abrirte a nuevas combinaciones, para de esta forma, probar una gran variedad de sabores, sin privarte de nada. Descubre con nosotros qué alimentos y en qué cantidad, son aconsejables para conseguir una comida equilibrada.

  • Aceite, mantequilla, mayonesa, azúcar o miel. Una cucharadita, o un pulgar de tu mano, esa es la porción recomendada. Acostúmbrate a cocinar con poca grasa y prefiere los platillos al vapor o a la plancha, para evitar los capeados y fritos. De igual forma, toma en consideración las opciones bajas, reducidas o sin azúcar que te ofrece la Industria Mexicana de Coca-Cola, que se adecúan a cualquier estilo de vida.

  • Almendras, nueces, cacahuates. Contienen grasas saludables y puedes consumir lo que quepa en la palma de tu mano. Puedes comerlas a media mañana o a media tarde, pues es muy fácil traerlas contigo en cualquier momento.

Así, puedes ver que no existen alimentos prohibidos, pero sí cantidades y momentos adecuados para consumirlos. Recuerda siempre que los requerimientos nutricionales varían de una persona a otra y dependen de varios factores como la edad, género y la cantidad de actividad física que realizas.