Gracias a nuestro modelo de negocio, tenemos la capacidad de generar más de 97 mil empleos directos y más de 1 millón indirectos. Desde hace más de 90 años, en la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) establecimos una innovadora manera de trabajar y, de esta manera, nos hemos logrado colocar como uno de los mayores empleadores de México.

La oferta de empleo que lanzamos al mercado laboral mexicano cubre plazas dentro de: 67 plantas embotelladoras, 363 centros de distribución, 54 plantas de tratamiento de agua residual, 13 mil rutas de reparto y más de 28 mil vehículos de distribución y operación.

Es así que personas con diferentes niveles de especialización pueden aspirar a conseguir una de las vacantes que ofrecemos en la IMCC a lo largo y ancho del país. Además, al ser parte de la compañía, se abre la posibilidad de acceder a los programas de capacitación del Centro de Soluciones Coca-Cola (CEDESKO), el cual busca el desarrollo, crecimiento y bienestar integral de los colaboradores, clientes y proveedores.

Hay que decir que nuestro sistema está conformado por 8 grupos embotelladores que han logrado llevar la operación de la IMCC a todos los rincones de México, son: Arca Continental, Bebidas Refrescantes de Nogales, Corporación del Fuerte, Grupo Embotellador Nayar, Embotelladora de Colima, Coca-Cola Femsa, Corporación Rica y Bepensa, además de Jugos del Valle-Santa Clara.

Es así que las cadenas de valor de nuestras distintas actividades representan una derrama económica del 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Es importante decir que esta cifra incluye las cifras del negocio, pero también la implementación de nuestros programas de responsabilidad social y protección al medio ambiente.

Más allá de alcanzar los objetivos de negocio, en la IMCC tenemos un compromiso con México y seguiremos  innovando en las diferentes áreas de la compañía con el propósito de impulsar el desarrollo y bienestar de los mexicanos, procurando hacer la diferencia de cara al futuro.