¿Lactosa? ¿Se relaciona solo con la leche? ¿Cómo saber si eres intolerante a ella? Seguro alguna vez te has hecho estas preguntas y hoy tendrás respuesta a ellas. Primero que nada, es importante que sepas que la lactosa es también conocida como el azúcar de la leche y, por ende, está presente en los productos preparados con ella.

Se encuentra en la leche de toooodos los mamíferos; ¡sí! desde vacas, hasta cabras, pasando por las ovejas e, incluso, el ser humano. ¿Qué tanta tiene la leche de vaca? Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), contiene 5% de lactosa.

Nuestro cuerpo es capaz de digerir esta lactosa gracias a la lactasa, enzima que se encuentra en el intestino delgado; sin embargo, existen personas que tienen poca y no pueden asimilar la lactosa correctamente, a esto se le llama intolerancia a la lactosa.

Ahora , ¿cómo percatarse de este problema? Bueno, después de ingerir alimentos con lactosa puede haber malestar estomacal. Pero ¿qué hay del calcio y el resto de los beneficios que ofrece la leche? Aquí lo único que queda es buscar otra fuente de nutrimentos y es ahí donde  las bebidas de origen vegetal son una alternativa.

Actualmente existen diversas bebidas con proteína vegetal hechas a base de semillas, como la soya, que se colocan como una alternativa a la leche. Por ejemplo, éstas aportan los aminoácidos que nuestro cuerpo requiere y es rica en proteína (similar al nivel de la leche de vaca), además de contener calcio y ser buena fuente de Vitamina K1, ácido fólico y cobre.

Si sufres de intolerancia a la lactosa, prueba las bebidas de semillas, como AdeS, o sea a base de soya con nutrientes vegetales que bien puede ser una opción que ofrece diversos nutrimentos como calcio y proteína vegetal.

Las bebidas de semilla pueden ser parte de una dieta correcta cuando se busca llevar un estilo de vida saludable.