Con el compromiso de impulsar el desarrollo de las comunidades mexicanas, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) logró sumar los esfuerzos de la sociedad civil y las autoridades para la colocación de la Primera Piedra de la Base de Socorros y la Escuela de Enfermería Azcapotzalco.

Este jueves 17 de mayo, a mediodía, José Narro, secretario de Salud; Manuel Arroyo, Presidente de Coca-Cola México; Fernando Suinaga, Presidente de Cruz Roja Mexicana; y Pilar Servitje, Directora Nacional de Escuelas de Enfermería de Cruz Roja Mexicana, llegaron al sitio donde, en aproximadamente año y medio, se ubicará el nuevo centro hospitalario.

“Hoy queremos dar constancia de que una parte de los donativos, en este caso un millón de dólares, donado por The Coca-Cola Foundation, se destinarán para la construcción de una nueva Base de Socorros y la Escuela de Enfermería de la Cruz Roja Mexicana”, expresó Manuel Arroyo, Presidente de Coca-Cola México, frente a más de un centenar de invitados.

Este proyecto representa la suma de esfuerzos de la Compañía, de los socios embotelladores y de la Cruz Roja Mexicana que busca ampliar la cobertura médica, impulsar la formación de profesionales en la Especialidad de Enfermería, así como hacer más eficiente la atención médica a la población.

Además, agregó que, derivados de la suspensión de nuestros esfuerzos publicitarios durante septiembre de 2017, también se han gestionado casi dos millones de dólares en otros proyectos para impulsar la reconstrucción del país.

De la misma manera, agradeció a nombre de Coca-Cola México, Fundación Coca-Cola y los socios embotelladores por pertenecer a la red de aliados de la Cruz Roja Mexicana, pues juntos pueden trabajar en la mejora de la infraestructura de atención médica de todo el país. “La colocación de la primera piedra de esta base es un paso muy importante para estar mejor preparados, porque sin duda ayudará a salvar algunas vidas”, añadió Arroyo.

Por su parte, Pilar Servitje, Directora Nacional de Escuelas de Enfermería de Cruz Roja Mexicana manifestó que: “junto con la IMCC estamos apostando para que esta nueva escuela contribuya a la formación de personal de alta calidad académica y humana”.

La infraestructura estará compuesta por una universidad de enfermería, un centro de urgencias, base de socorros en dos niveles con acceso a ambulancias, dos consultorios para atención externa, farmacia 24 horas y un auditorio.

La idea de construir este centro surgió después de un trabajo conjunto de la Cruz Roja Mexicana y la IMCC, con una visión de mediano y largo plazo, tras ver los daños que sufrió la Ciudad de México y la cantidad de personas que fueron damnificadas a consecuencia del terremoto ocurrido el pasado 19 de septiembre.

Así, sin importar los intensos rayos del sol, se colocó la primera piedra para la construcción de la nueva Base de Socorros y la Escuela de Enfermería Azcapotzalco, refrendando el compromiso que la Industria Mexicana de Coca-Cola tiene con los mexicanos desde hace 92 años, mismo que seguirá rindiendo frutos.