Por más de 40 años consecutivos, la alianza entre la iniciativa privada y el sector público se ha mantenido sólida para incentivar el trabajo de más de mil científicos e investigadores que generan conocimiento en el ramo de la ciencia y tecnología de alimentos.

Con el fin de poder desarrollar y brindar soluciones, con el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos (PNCTA) se estimula y galardona la calidad de los trabajos científicos que buscan contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los mexicanos. Es decir, se les reconoce el compromiso y responsabilidad social.

Por ello, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) e instituciones de investigación del país, convocan a profesionales y estudiantes que han realizado proyectos en ciencia y tecnología de alimentos para consumo humano en México, a participar en la edición número 42 del PNCTA.

El conocimiento será impulsado a través de una bolsa de premios de un millón 130 mil pesos y la fecha límite para que los interesados de instituciones de educación superior y centros de investigación registren candidatos y trabajos es el: 29 de junio de 2018, a las 23:59 horas.

El presidente de Coca-Cola México, Manuel Arroyo, enfatizó el orgullo de poder celebrar la entrega de este galardón, “hemos identificado importantes proyectos que dan soluciones tangibles para el bienestar integral de la población. Por esta razón, año tras año hemos mantenido nuestro compromiso por impulsar el talento mexicano, para promover el desarrollo científico y tecnológico, además de implementar prácticas éticas, transparentes y colaborativas”.


Por su parte el doctor Enrique Cabrero, director general del Conacyt, destacó que “esta colaboración con la iniciativa privada en temas tan importantes como la salud y la alimentación, sectores prioritarios en el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación (PECiTI), muestran el camino a seguir.  La generación de conocimiento científico, el desarrollo tecnológico y la innovación, no son sólo responsabilidad del Estado”.

Y añadió Cabrero, “se requiere de la participación de todos los actores del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología (gobierno federal, sector privado, universidades, centros de investigación, gobiernos locales, científicos y tecnólogos, entre otros) para que México se transforme en una economía y sociedad del conocimiento.  De esta manera, alcanzaremos una trayectoria de crecimiento sostenible a largo plazo, que nos permita incrementar los niveles de vida de la población”.

Es así que la IMCC renueva su compromiso contigo a través del impulso del conocimiento de la comunidad científica y tecnológica que nos ofrecen innovaciones que nos permiten obtener productos y procesos que impactan positivamente el estilo de vida de todos los mexicanos.