En la Industria Mexicana de Coca-Cola mantenemos nuestro compromiso con importantes pilares de la vida en el planeta, mismos que son capaces de generar la mayor parte del oxígeno que respiramos: los océanos.

Estos cuerpos de agua son primordiales, pues absorben gran cantidad de emisiones de carbono, regulan el clima y son indispensables para aquellos sitios que dependen del turismo, pesca y otros recursos para obtener ingresos. Así, debido a su vital importancia, es que este 8 de junio nos sumamos a su celebración mundial evitando que más plásticos lleguen a los océanos.

Desde hace más de una década, gracias a nuestra alianza con Ocean Conservacy, realizamos acciones que favorecen la limpieza de cuerpos de agua, iniciando por los océanos. Por ejemplo, sabemos que cada año más de 5 millones de toneladas de basura desembocan en nuestros mares, por ello, miles de nuestros asociados participan en iniciativas que buscan evitar que más residuos lleguen al mar.

Además, cabe destacar que una pieza fundamental para lograr este objetivo es el reciclaje, por lo que a nivel mundial, trabajamos por Mundo sin residuos, buscando renovar el ciclo de vida de nuestros envases para su óptimo aprovechamiento.

En México, gracias a nuestras plantas PetStar e IMER, somos el mayor reciclador de PET botella a botella en Latinoamérica: procesamos 85,000 toneladas de PET al año, equivalentes a 4,000 millones de botellas, que podrían llenar 3 veces el Estadio Azteca.

Así mismo, gracias a la nueva botella Ciel 100% hecha de otras botellas, hemos podido realizar un mejor manejo del PET, haciendo nuestra operación más amigable con el medio ambiente.

Con las acciones que realizamos desde la Industria Mexicana de Coca-Cola buscamos evitar que millones de envases lleguen a los océanos.