Dicen por ahí que Santa Claus no existe, pero ¡es real! ¿O por qué se le daría un código postal verdadero para que las cartas de los niños del mundo le lleguen? Además, hasta las instituciones estadounidenses le expidieron una licencia de vuelo para que pudiera entregar los regalos durante Noche Buena. ¿Quién le habría hecho un trámite a un personaje de nuestra imaginación?

Si te portaste muy bien, Papá Noel te va a traer regalos. Claro, antes tendrás que enviar tu carta a: Santa Claus, Polo Norte, Código Postal H0H0H0, Canadá. Ésta llegará a las oficinas de correos de Montreal que le harán llegar la correspondencia a tiempo. Y ya con su licencia de vuelo estadounidense, bueno, podrá salir de casa con rumbo directo a tu chimenea.

¿No tienes una chimenea? Bueno, no importa, Santa tiene sus trucos para siempre entregar todos los regalos. ¡No olvides dejarle un vaso de leche Santa Clara Light y un platito de galletas! Seguro le caerán bien durante el viaje. ¿Sería bueno dejarle también un par de botellas de agua Ciel o una Coca-Cola Sin Azúcar para el camino?

Aún queda mucho por saber de Santa Claus y de la Industria Mexicana de Coca-Cola.