La inspiración puede encontrarse en los objetos más sorpresivos y originales que puedas imaginar, como por ejemplo: en la botella Contour de Coca Cola. Gracias a la creación del suizo Alexander Samuelsson, las curvas fluidas y contorneadas de su envase, ha sido “musa” de famosos artistas de todo el mundo.

Aquí te presentamos algunos de ellos:

En 1931, el famoso ilustrador Norman Rockwell creó el conocido grabado "Barefoot Boy" (el cual fue usado en un calendario). El autor hizo otras tres obras inspirándose en nuestra refrescante bebida a finales de los años 20 e inicios de los 30 del siglo pasado. La primera se usó para ilustrar un almanaque, mientras que las otras dos se emplearon en vallas publicitarias.

Por otro lado, el genio surrealista Salvador Dalí, cuyo aniversario luctuoso se conmemora el 23 de enero, representó la icónica botella contour en la pintura “La Poesía de América”, de 1943. En esta obra aparecen dos jugadores de rugby, entre los cuales se aprecia una botella de Coca-Cola. El español la pintó durante su etapa americana y se cree que simboliza la anticipación de las nuevas actitudes culturales del siglo XX

Así mismo, el artista contemporáneo tailandés Pakpoom Silaphan, reinventó la iconografía de Coca-Cola con una propuesta basada en colores vivos, personajes famosos y el diseño gráfico, rompió las barreras entre las bellas artes y la cultura popular.

Warhol: un caso aparte

A la lista de exponentes creativos se suma Andy Warhol, un fan declarado de la marca, quien la representó por primera vez en la década de los 60.

Diez años después, plasmó su admiración por la naturaleza democrática de nuestra bebida en su icónico libro de reflexiones “The Philosophy of Andy Warhol: (From A to B and Back Again)”.

Más adelante fue elegido para ilustrar el lanzamiento de la denominada “New Coke” para la revista TIME. Se cuenta que entonces vertió el contenido de una botella sobre el papel para crear una formación de gotas, hizo varios bocetos con grafito, tomó algunas fotos Polaroid de la lata y escogió cuál sería la que se convertiría en el diseño final. Añadió tinta en colores rojo clásico, blanco y azul americano para la lata y un efecto ombre que va de marrón a rojo y naranja para el derrame de ‘New Coke’. Con un jalador distribuyó la tinta sobre el papel y usó pegamento en las áreas de la malla de la pantalla.

Warhol también brilló con su icónica obra 'Coca-Cola 4' (1961-1962), que forma parte de un grupo de cuatro lienzos en los que el pintor reprodujo botellas de esa bebida refrescante, convirtiéndose en un referente del arte contemporáneo y de posguerra. En 2010 se vendió en la subasta Sotheby's, en Nueva York, por la cantidad de 31.5 millones de dólares.

Así, diferentes artistas contemporáneos han plasmado su propia interpretación de esta emblemática botella, cuyo impacto en el arte y la cultura popular es innegable pues se ha convertido en una importante fuente de inspiración que no pasa de moda.