La buena música nos hace vibrar de muchas maneras, y Coca-Cola lo sabe. Tanto es así que varios de sus jingles promocionales se han convertido en grandes éxitos, brillando con luz propia.

Para que te des una idea de los jingles de Coca-Cola que más le han dado la vuelta al mundo, te dejamos unas cuantas canciones que seguro recordarás por su ritmo que contagia.

Things Go Better With Coke. Fue en la primera mitad de los 60 cuando algunos famosos grabaron sus versiones de esta canción. The Four Seasons, Jan y Dean, The Shirelles y John Bubbles fueron algunos que eligieron alguno de sus éxitos, cambiaron la letra de su canción y la presentaron como parte de la campaña de Coca-Cola, que fue un éxito rotundo. Otros grandes artistas que también colaboraron fueron Roy Orbison, Tom Jones, Wayne Fontana, The Mindbenders, The Coasters, The Supremes, James Brown, The 5th Dimension, Moody Blues y Tommy James.

I’d like to buy the world a Coke. 1971 fue el año de aquel legendario comercial que llegó a la televisión de miles de hogares. El jingle que daba un mensaje de amor y esperanza fue tan popular que las bandas The New Seekers y The Hillside Singers grabaron la versión completa de esta canción, que se convirtió en un éxito en Estados Unidos e Inglaterra.  

El video mostraba a jóvenes reunidos que cantaban desde una colina, ¿lo recuerdas?

Happiness Factory.  El single “Open Happiness” fue el tema de la campaña Happiness Factory, que en 2006 mostraba lo que sucedía dentro de una máquina expendedora de Coca-Cola. El tema estuvo a cargo de los grandes Patrick Stump, Brendon Urie, Janelle Monáe, Travie McCoy y Cee-Lo Green.

La campaña fue tan premiada que hasta obtuvo el León de Plata, en Cannes.

Taste the Feeling. Resultado del talento del artista y productor sueco Avicii y la voz de Conrad Sewell, esta canción fue el centro de las campañas de Coca-Cola de la UEFA Euro 2016 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, del mismo año. Con una vibra optimista y fresca, la melodía se adaptó a la cultura actual, que promueve un estilo de vida en el que disfrutamos al máximo cada instante.