¿Recuerdas la deliciosa sensación en tu boca cuando tomas una Coca-Cola tan congelada que casi parece un helado? Pues ahora, esta experiencia podrías replicarla gracias al proyecto Arctic Coke: una máquina que convierte cualquier bebida en una gaseosa granizada.

Se trata de la primer tecnología exclusiva creada y desarrollada en el Departamento de Investigación y Desarrollo de Coca-Cola que consiste en que es un refrigerador que conserva el aire debajo del punto de congelamiento y que en solo 6 pasos es capaz de congelar las bebidas.

El refrigerador, que mide poco más de un metro de alto, mostrará una luz azul en la parte superior interna, la cual indicará que es momento de elegir tu bebida favorita. Después deberás inclinar lentamente la botella hacia la derecha e izquierda y ¡aquí comienza la magia! Cuando coloques la botella en una tabla de acero inoxidable y presiones el botón rojo, un frío profundo atravesará el recipiente formando cristales de hielo instantáneos. Es momento de saborear y disfrutar tu bebida.

“Hace un poco más especial lo que ya es una experiencia deliciosa y refrescante”, comentó Jeff Busch, director de comercialización de equipos en Coca-Cola.

Idea innovadora

Durante 20 años, investigadores de Coca-Cola buscaron la manera de vender sus bebidas bien heladas. Tras arduos estudios, pruebas, errores y ajustes de Arctic Coke, los ingenieros de la compañía por fin han obtenido el prototipo listo para su uso.

Jeff Busch enfatizó que una de las cosas que siempre intentaron lograr, fue saber cómo obtener una bebida casi congelada. Hasta el momento, parece que lo lograron.

“Ya se han fabricado 20 de estas heladeras para una prueba especial en autoservicios ubicados en Indianápolis, Estados Unidos. Es muy emocionante hacer esta prueba fuera de nuestro laboratorio en Atlanta, observaremos cómo funciona con la gente”, detalló.

Actualmente, la compañía se encuentra evaluando el desempeño de las Arctic Coke instaladas, para así poder perfeccionar el diseño de la máquina y satisfacer al máximo los deseos de sus consumidores.