¿Apenas empezó el año y ya necesitas vacaciones? ¡No eres el único! Este sentimiento puede ser más común de lo que piensas.

Y es que, aunque es normal arrancar con mucha energía, siempre es importante darte un respiro que te permita seguir adelante con el mismo ímpetu y buena actitud.

Una de las razones por las que necesitamos de un descanso cada determinado tiempo, es que el cerebro humano no posee un enfoque extendido. Es por ello que requerimos breves interrupciones para “refrescar” las neuronas, tal como lo explica Alejandro Lleras, profesor de psicología de la Universidad de Illinois.

Asimismo, desconectarnos nos ayuda a retener información; de hecho, algunos estudios han demostrado que la actividad en ciertas regiones cerebrales aumenta cuando dejas divagar un poco tu mente.

¡A disfrutar!

Es ahí donde radica la importancia de los famosos "puentes", que combinan el fin de semana y los días de asueto, y que pueden ser grandes aliados para disfrutar de un pequeño pero muy merecido descanso para recargar energías.

Aquí te compartimos algunos tips para que les saques mayor provecho:

1. Lánzate de road trip. Los viajes por carretera nunca fallan, y muchas veces no es necesario moverse grandes distancias para cambiar de aires. Puedes planear una escapada a la playa o acampar en las montañas. Lo que fundamental será una buena compañía y la mejor actitud.

2.  Renta una casa. Reúnete con familia o amigos y alquilen una cabaña en un bosque o una casa a la orilla de un lago. Puedes hacer parrilladas, nadar, y jugar juegos de mesa. ¡No olvides poner las Coca-Colas en la hielera!

3. Mantén las manos ocupadas. Aléjate de la tentación de pasarte todo el puente revisando tus redes sociales y permítete ensuciarte las manos... literalmente. Pinta, planta un árbol, cocina, ¡hay muchas actividades divertidas que vale la pena intentar y que te sacarán de la rutina!

4. Aprende algo nuevo. Aprovecha que tienes tiempo y atrévete a aprender algo nuevo. Enfrentarte a un reto es una buena manera de que tu cerebro se mantenga en óptimas condiciones.

5. Explora tu ciudad. Atrévete a ser un turista en tu localidad, conoce nuevos restaurantes, otros parques y visitar museos a los que nunca has ido. Esta es la ocasión ideal para salirte de lo acostumbrado.

6. Relájate. Una gran alternativa para tener armonía y salud física y mental es asistir a un retiro de yoga o a un spa. Esto te pondrás en contacto contigo mismo y liberarás tensiones acumuladas.