Separar los desechos es el primer paso para darle una nueva vida a algunos materiales que pueden volver a utilizarse.

Lo primero que debes saber es que reciclar es un proceso sencillo, pero tiene varias etapas que deben cumplirse. La primera es hacer conciencia y darte cuenta de que el bote de basura que tienes en casa es tu centro de acopio de PET, cartón, vidrio y lata más cercano. ¿Por qué te lo decimos? 

Para que tus residuos lleguen a una planta recicladora, como PetStar o IMER, las dos plantas recicladoras de PET grado alimenticio de la Industria Mexicana de Coca-Cola, primero deben hacer un recorrido hasta un centro de acopio. 

Un centro de acopio de residuos es un lugar donde se almacenan materiales con capacidad de reciclaje, que otras personas o industrias pueden aprovechar para crear nuevos productos. Por lo general, los centros de acopio de residuos que conocemos –esos que están en nuestra colonia o donde hemos visto pilas y pilas de materiales recolectados– son negocios que se dedican a la compraventa de los mismos. 

En la Industria Mexicana de Coca-Cola trabajamos de la mano con la asociación civil ECOCE. Ellos se encargan de recuperar residuos de envases y empaques de varias empresas y organismos. Recolectan materiales a través de diferentes acciones:

  • Campañas de limpieza 
  • Campañas de acopio, como en escuelas y universidades

ECOCE lleva los materiales recuperados en sus diferentes programas a centros de acopio donde se preparan para su reciclaje.



¡Comienza ya! 

Ayudar a que los residuos lleguen hasta una planta recicladora es muy sencillo. Solo necesitas separar tu basura en casa y asegurarte de que la entregas, bien clasificada, a los recolectores del servicio público. 

Ve lo que puedes hacer para que tus residuos vayan al lugar indicado:

  1. Para cada desecho, un contenedor. Si no tienes, al menos, dos botes de basura en casa para clasificar tus desechos, ¿qué esperas? Lo básico es separar los desechos orgánicos de los inorgánicos. Después, distribuye en diferentes bloques: envases de PET, de aluminio, de papel y cartón, y vidrio. Te recomendamos seguir las indicaciones de separación de residuos de tu localidad. Aquí, las de la Ciudad de México.

  2. Desecha correctamente. Una vez identificado cada tipo de material, deséchalos de forma correcta. Para los envases de PET, sigue los pasos del Círculo Virtuoso del Reciclaje: vacía, aplasta, cierra y deposita. Asegúrate que las botellas de vidrio no contengan residuos, y desarma y aplasta los cartones. A diferencia del PET, la recomendación de la revista científica Popular Science es no aplastar las latas para que sea sencillo clasificarlas.

  3. Ayuda a quienes se llevan la basura. Para facilitar la recolección, te recomendamos separar los materiales y agruparlos en bolsas. Haz un paquete con envases de PET; otro, con botellas o materiales de vidrio; otro, con latas y otro, con cartones. Si amarras los paquetes, ten por seguro que llegarán a un centro de acopio, para, desde ahí, ser trasladados a una planta de reciclaje.

Dónde y cómo 

Si tienes oportunidad, puedes investigar dónde hay un centro de acopio cerca de tu localidad y llevar, directamente, tus residuos. 

¡No lo olvides! Tú eres el primer eslabón de nuestra cadena de reciclaje para lograr un #MundoSinResiduos. ¿Quieres más información? Visita nuestra plataforma unmundosinresiduos.com. ¡Hagamos esto juntos!