¿Sabías que existe una red de granjeros, protectores de bosques, comunidades, científicos, empresas e instituciones gubernamentales y ambientales que promueven acciones sustentables para cuidar el planeta? ¡Sí! Se llama Rainforest Alliance.

Este grupo de especialistas en diferentes materias desarrolló una lista con varios  puntos a calificar  para que una empresa  sea considerada sustentable. Para obtener el sello de la ranita, se  hace una revisión a fincas y huertas productoras de naranjas asegurándose que cumplan con los requisitos de esta certificación.

Este reconocimiento es sinónimo de una labor súper amigable con el medioambiente, además de ser garantía de que quienes trabajan en el campo realizan las mejores prácticas de agricultura sustentable.

Pero, ¿por qué es importante para ti?

Resulta que cada vez que eliges tomar un Del Valle 100% de naranja, puedes estar seguro de que se hizo con el jugo de naranjas cultivadas en una finca que recibió el sello de Rainforest Alliance, como lo es Huerta Santa Sofía, en Veracruz. ¿Lo habrías imaginado?

Así es cómo te conectas con la agricultura sustentable, el cuidado de los suelos y los ríos, además de la protección de todo tipo de animales y plantas.

Del Valle, sabe bien y lo hace bien.