Estos granos son pequeños, pero ricos en vitaminas y minerales, necesarios para un óptimo rendimiento. Se trata de las semillas, que pueden aportarte energía y fortalecer tu organismo.

De acuerdo con el Doctor Edward F. Group III, autor reconocido y fundador de Global Healing Center, existen algunas de ellas con grandes aportaciones a la salud, por ejemplo:

1. Semillas de cáñamo. También conocidas como Hemp, son consideradas un súper alimento, pues cuentan con ácidos grasos omega, que ayudan a proteger al corazón.

2. Semillas de girasol. Promueven la digestión saludable y aumentan el aporte de fibra dentro de una alimentación correcta, además ofrece vitamina E y antioxidantes.

3. Semillas de sésamo. Son ricas en calcio, magnesio, zinc, fibra, hierro, B1 y fósforo. Sus aceites ayudan a combatir el colesterol.

4. Semillas de calabaza. Pueden ayudar a mejorar la actividad del sistema inmunológico y la capacidad de combatir enfermedades.

5. Semillas de chia. Aportan fibra, proteínas, aceites nutritivos, antioxidantes y calcio. Pueden ayudar a estabilizar el azúcar en la sangre y contribuir a la protección del corazón.

6. Semillas de soya. El frijol de soya contiene aproximadamente 38% de proteína, lo que representa la mayor concentración de todas las leguminosas. Pero no sólo es importante por la cantidad, sino que también por su calidad y el contenido de aminoácidos que presenta.

¡Intégralas a tu alimentación!