¿Sabías que hacer más y mejores cosas con menos significa que se es sostenible? Sí, y lo mejor es que con cada una de tus elecciones puedes ser parte de una cadena de bienestar capaz de llevarte por este camino. Por ejemplo, cuando tomas un Del Valle 100% jugo de naranja, apoyas las buenas prácticas medioambientales que se realizan en huertas, como Santa Sofía, donde se obtienen algunas de las naranjas que dan origen a nuestra bebida.

¡Así es! Además de obtener la energía del jugo de fruta, te conectas con los agricultores mexicanos que cuidan las naranjas que usamos en la elaboración de tu Del Valle 100% jugo de naranja, e impulsas acciones sostenibles en favor del medio ambiente como:

  • El cuidado del suelo mediante fertilizantes orgánicos.

  • El uso de técnicas para captar el agua de lluvia para luego regar los árboles de naranjas 🍊

  • La conservación de ecosistemas en Huerta Santa Sofía. ¡Sí! El campo donde se cosechan algunas naranjas que dan sabor a Del Valle 100% jugo de naranja.

  • El control de plagas de manera ecológica para proteger las cosechas y poder obtener naranjas más jugosas y saludables.

  • El manejo integral de desechos mediante programas de reciclaje, reducción de consumo y reutilización para disminuir el impacto al medioambiente. ¡Wow!

Gracias al eficiente uso de recursos y energía que benefician al medioambiente, Huerta Santa Sofía fue reconocida con el sello de la ranita, ¡sí, el certificado Rainforest Alliance! Lo que quiere decir que cuando eliges tomar un delicioso Del Valle 100% jugo de naranja, eres parte de la cadena que ayuda a cubrir las necesidades del presente sin comprometer los recursos del futuro.

¿Te das cuenta cómo Del Valle podría colocarse como el sabor de la sostenibilidad con sus prácticas medioambientales en Huerta Santa Sofía? ¡Todo está conectado!

Del Valle. Sabe bien y lo hace bien.