Si has decidido practicar algún deporte, seguramente alguna vez has probado una bebida para deportistas, pero ¿conoces su origen y por qué se desarrollaron?

De acuerdo a un estudio realizado por la gaceta British Medical Journal y la Universidad de Oxford, las bebidas deportivas son líquidos compuestos cuyo objetivo es ayudar a los atletas a reemplazar el agua, los electrolitos y la energía que utiliza el cuerpo, antes, durante y después de un entrenamiento o una competencia.

A finales del siglo XIX y principios del XX, los atletas bebían cerveza. Leíste bien, ¡cerveza!, con la finalidad de reponer el agua, algunos minerales y carbohidratos gastados con el desgaste físico. Sin embargo, como ya te puedes imaginar, los efectos embriagantes no la hacían una buena opción hidratante.

Tiempo después se optó por los “sueros preparados”: bebidas compuestas por agua mineral, limón y sal que acostumbraban servirse a la salida de los saunas y regaderas de algunos clubes deportivos.

Estos preparados, si bien resultaban efectivos por su combinación de cítricos y sales, debido a su preparación tradicional, no contenían un balance de sales enfocado al 100% en el rendimiento de los deportistas.

Tal como lo relata el periodista e investigador, Juan Escaltier, en su libro “Exploradores del Futuro”, fue en 1965 que uno de los asistentes de un equipo universitario de fútbol americano, comenzó a notar que muchos de los jugadores se agotaban con la gran intensidad física que les exigía el deporte, por lo que sufrían de deshidratación.

Por ello, se puso en contacto con uno de los profesores de la universidad, quien luego de investigar, comprobó que los jugadores perdían gran cantidad de carbohidratos, sales minerales y otros componentes que influyen en el buen rendimiento del organismo.

Luego de varios experimentos, se logró hacer una bebida que cumplía con el cometido, aunque en su primer versión su sabor era sumamente salado. Por lo que decidieron adicionar jugo de limón a la fórmula, mejorando así su sabor.

Fue con este cambio definitivo, que la era moderna de las bebidas para deportistas había nacido.

Mantén una hidratación al nivel de tu esfuerzo físico

Según datos del Congreso Internacional de Hidratación, celebrado en el año 2014 en Madrid, España, durante una actividad física fuerte se pierden de 1.5 a 3.5 litros de líquido por hora, a través del sudor.

Por eso, si practicas algún deporte por más de 90 minutos, es conveniente que lleves un plan de hidratación. Éste, al igual que una dieta para deportistas, es personalizado debido a que cada organismo es distinto y tiene diferentes necesidades.

Pensando en ello, en la Industria Mexicana de Coca-Cola tenemos un portafolio con once categorías, entre las que se encuentran las bebidas para deportistas, para poder ofrecerte siempre una opción que se adapte a tu estilo de vida.

Por ejemplo, Powerade que está diseñado para quienes tienen un intenso desgaste muscular debido a la actividad física, además de reponer electrolitos que se pierden en el sudor como sodio, cloro y potasio, así como los hidratos de carbono que nuestro cuerpo necesita para mantenerse con energía.