Ya sea con fruta, cereales o incluso en paleta, el yogurt es un alimento que muchos disfrutamos de diversas maneras. Y además de un delicioso sabor, aporta diversos beneficios que solo podremos encontrar en alimentos de su tipo, además de lo útil que resultan ser sus probióticos.

En el documento Probiotics, de la Universidad de Michigan, publicado en febrero de 2013, se asegura que los probióticos son: “microorganismos vivos (la mayoría, bacterias) que colonizan el intestino y que proveen efectos benéficos”.

Y es que el yogurt podría contribuir a:

  • Tener una mejor digestión.

  • Equilibrar la acción de las bacterias en nuestro organismo.

  • Aportar un elevado contenido de nutrimentos, manteniendo un reducido nivel de grasas.

  • Obtener proteínas, vitamina B y minerales, especialmente calcio y fósforo.

  • Como contiene menos lactosa que la leche es más fácil de digerir.

Todo ello según un artículo publicado en The American Journal of Clinical Nutrition.