Aficionados mexicanos inundan las calles de Moscú para festejar triunfo ante Alemania

Moscú, 18 jun (EFE).- Miles de aficionados de México inundaron las calles de la capital rusa para festejar el triunfo del Tri ante Alemania, actual campeón del mundo, en su primer partido en el campeonato, celebrado en el estadio Luzhniki.

Al grito de "México, México" los fanáticos de la camiseta verde reforzaron la esperanza de pasar a cuartos de final de un Mundial, sueño largamente anhelado por los hinchas mexicanos, con la victoria ante los teutones, que los coloca con grandes posibilidades de acabar primeros de grupo en la primera fase.

"Nosotros esta vez tenemos fe de que vamos a llegar al quinto partido. Tenemos un buen equipo, muchos jugadores jugando aquí en Europa", dijo Carlos Brito, fanático del Tri que vino a Rusia desde Cuernavaca, Morelos.

Fotos: EFE

La alegría de miles de mexicanos pintó de verde, blanco y rojo el paisaje moscovita donde resonó el Cielito Lindo, un verdadero himno de la selección  y se cantaron rancheras hasta altas horas de la noche.

No faltaron los aficionados vestidos con traje de mariachi que se sumaron a la euforia por el triunfo de México.

"Vamos a romper con esa maldición que llevamos varios mundiales de no pasar del cuarto partido", comentó un mexicano a las afueras del estadio Luzhniki.

Eliel y Jacinto Zepeda, hijo y padre ataviados con trajes prehispánicos, comentaron que se quedarán en Rusia mientras dure el campeonato del mundo. Además se atrevieron a vaticinar buenos resultados para la selección mexicana.

"México está a punto de demostrarle al mundo que puede ser campeón", comentó Jacinto con total seguridad y orgullo.

Fotos: EFE

Un fanático con la cara pintada de una tradicional calavera mexicana dijo que los rivales del Tri deben cuidarse ya que les van a "echar a la muerte".

No faltaron las camisetas con leyendas como "me encantan las rusas" y otros mexicanos dejando que varios moscovitas se probaran los sombreros de charro.

La algarabía y la fiesta se dio tanto dentro como en una explanada fuera del estadio, donde una marea verde de aficionados llegados desde México no perdieron detalle de la transmisión del partido.

El gol del Hirving "El Chucky" Lozano se festejó con total euforia, ya que se estaba logrando una hazaña que pocos pensaron sería posible.

Máscaras, banderas, cánticos, gritos que coreaban el "sí se pudo", imágenes de la virgen de Guadalupe y camisetas verdes a raudales fueron la tónica de una jornada histórica en Moscú, donde los alemanes sucumbieron ante la selección mexicana que hizo lo que los especialistas llamaron "el partido perfecto".

Fotos: EFE

El equipo mexicano dejará ahora la capital rusa. Viajará a Rostov del Don, ciudad situada al sur de Rusia, a 1.075 kilómetros de Moscú, donde el próximo sábado 23 de junio disputará su segundo partido por el Grupo F contra Corea del Sur.

Posteriormente, cerrará la fase de grupos con el enfrentamiento ante Suecia en el estadio Ekaterimburgo Arena, el miércoles 27 de junio. EFE