¿Sabías que tú eres el factor más importante de la cadena de reciclaje? ¡Sí! Luego de disfrutar el delicioso sabor de tu bebida favorita, es importante que tomes la botella, la aplastes, cierres y deposites en los contenedores correspondientes. De esta manera, el sistema de acopio de PET grado alimenticio comienza a funcionar.

Resulta que junto con asociaciones como ECOCE, realizamos importantes esfuerzos para recopilar, separar y transportar el PET de todas las regiones de México y llevarlos hasta los centros de acopio y, de ahí, enviarlos a plantas recicladoras dentro y fuera del país.

De hecho, la Industria Mexicana de Coca-Cola emplea alrededor de 1200 consolidadores de PET para transportar el material desde cada rincón del país hacia uno de los 8 centros de acopio de la compañía, los cuales se encuentran en: Monterrey, Guadalajara, Mérida, Ecatepec, Toluca, Querétaro, San Luis Potosí y Acapulco.

Aunque claro, en todo el país existen muchos centros de acopio de PET  y seguro hay uno cerca de ti. ¿Sabes a dónde van las botellas que depositas en los contenedores?

Ahora, es importante decir que en la Industria Mexicana de Coca-Cola somos el mayor reciclador de PET grado alimenticio del país gracias a nuestras plantas PetStar e IMER, pues tienen la capacidad de procesar 85,000 toneladas cada año, lo que equivale a 4,000 millones de botellas, con las que se llenarían 3 veces el Estadio Azteca.

¿Sabías que gracias a esto hemos sido capaces de producir botellas hechas de otras botellas?

Conviértete en el primer eslabón de la cadena de reciclaje y sé parte del esfuerzo de miles de personas en todo el país. Trabajando juntos, podemos proteger nuestro medio ambiente.