¿Sabías que en las ciudades se generan 1,300 millones de toneladas de basura cada año? Además, según estimaciones al respecto, se espera que para 2025 la cifra se ubique en los 2,200 millones.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos realizando esfuerzos en múltiples frentes para lograr un Mundo sin Residuos y así disminuir nuestro impacto ambiental. En ese ámbito, uno de los más importantes es el reciclaje.

En términos amplios, éste se trata del proceso que transforma lo ya utilizado en una nueva materia prima para crear un nuevo producto, permitiendo con ello ahorrar materiales y beneficiando al medio ambiente.

Pero ¿dónde inicia el reciclaje? En ti, que eres el usuario final de un producto determinado. Sin tu apoyo al iniciar el proceso de separación de basura, dichos materiales no podrán ser reciclados correctamente.  

Y es que, luego que tú separas la basura en sus respectivos contenedores, inicia la etapa de recolección y traslado a plantas de reciclaje, donde éste se compacta y comienza el proceso en el que se generará una materia prima nueva que servirá de insumo para generar otro producto.

Aquí podrás ver un poco más acerca del proceso que seguimos en la Industria Mexicana de Coca-Cola para el reciclaje de nuestros envases.

Nuestro compromiso con el medio ambiente

Sabemos el enorme reto que enfrentamos como planeta, por eso, en la Industria Mexicana de Coca-Cola constantemente emprendemos acciones de reciclaje para promover la cultura sobre ello.

Hoy en día tales esfuerzos se integran en nuestro plan global Mundo Sin Residuos, que tiene dos objetivos centrales:

  • Para el año 2030, por cada botella o lata que vendamos a nivel mundial, recuperaremos otra para que ésta tenga más de una vida útil.

  • Conseguir que a nivel mundial todos nuestros empaques sean 100% reciclables.

Pero ésta no es una misión reciente. Ya desde 2002, creamos junto con otras empresas Compromiso Corporativo y Ecología (ECOCE), organización que fomenta la cultura del reciclaje.  

Además, contamos con 2 plantas de reciclaje de PET:  IMER y PetStar, esta última, la planta de reciclado más grande del mundo en su tipo, ubicada en Toluca, Estado de México.

Estas dos plantas de reciclado son capaces de procesar 85,000 toneladas de PET grado alimenticio, equivalente a reciclar más de 4,100 millones de botellas al año, lo que significaría llenar tres veces el Estadio Azteca.

Así mismo, invertimos en investigación y desarrollo para generar envases con nuevos materiales amigables con el ambiente, como la nueva botella Ciel, misma que está 100% hecha de otras botellas y  posee un ligero color azul que permite que la resina obtenida de su reciclaje, se aproveche en su totalidad para convertirse en otros envases.

Pues aquí una pequeña muestra de nuestro esfuerzo por el reciclaje, cuéntanos ¿cuál es el tuyo?