Sí. Aunque no lo queramos aceptar, “hacernos chiquitos”, es decir, subestimar o menospreciar nuestras capacidades, tanto como personas como en general, es una característica que los mexicanos tenemos muy arraigada.

Nos referimos a esa manía de no valorar nuestros logros, de hablar en diminutivo y de emitir opiniones negativas acerca de lo que somos, de nuestros orígenes y de lo que podemos lograr.

Sin embargo, eso es una creencia que debemos dejar atrás. Realmente, por donde le busquemos, en México tenemos motivos de sobra para sentirnos orgullosos y llegar a “creérnosla”, como personas y como país.

Y eso significa poder decir “¡Cómo no! ¡Sí se puede! ¡Nos podemos devorar el mundo a mordidas!”.

Ejemplos, hay de sobra.

Por si alguna vez te han dicho que no tenemos nada que presumir frente al mundo, tan sólo hace falta buscar en Google “cosas que hacen a México único” para encontrarte grandes sorpresas. En México nos destacamos por cosas como nuestras fiestas, música, lenguaje, creencias, historias, folclor y por supuesto, nuestra comida.

La grandeza de nuestra gastronomía

Recuerda que, como ya te platicamos, desde el año 2010, la gastronomía mexicana fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, gracias a su historia, creatividad diversidad y trascendencia. Características que la hacen un elemento crucial de identidad nacional.

Según Gloria López, periodista y diplomática mexicana, el elemento de identidad que radica en los alimentos, se basa en la elaboración artesanal, los exquisitos ingredientes originarios del país y la gran creatividad de sus cocineros que se ha perfeccionado a lo largo de siglos, incluso hoy en día, incorporando las técnicas más novedosas de chefs contemporáneos, como nuestro chef Carlos Gaytán.

Es por ello que debemos darle el justo valor a nuestra comida. Y aunque, por cariño lleguemos a describir a sus deliciosos platillos como  “taquitos”, “molito” o “pozolito”, debemos comprender que su grandeza es mucha y merece todo el respeto.

En Sidral Mundet, sabemos que los mexicanos tenemos muchas cosas por presumir. Como los sabores de México, que son únicos. Y por eso decimos que para la comida mexicana, nada mejor que un refresco hecho #Alamexicana.