En redes sociales desde hace varios meses ha aparecido el 30 days challenge (Reto de 30 días) donde se promueve cambiar un hábito en un mes, ¿lo has visto?

Aprovechando la temporada veraniega, proponemos que intentes adoptar un estilo de vida más saludable. Pero más allá de un reto, la idea es invitarte a realizar pequeños cambios en áreas clave de tu vida, que podrían ayudarte a sentirte mejor cada día.

Alimentación: Lo primero es planear menús diarios guiándote con El Plato del Buen Comer que integra alimentos de los tres grandes grupos, que se deben consumir:

a)    Frutas y verduras

b)    Alimentos de origen animal (carnes, huevo, leche, queso) y leguminosas (granos y semillas)

c)    Cereales (pan, pasta, papa, entre otros)

Ojo, para alimentarte correctamente es importante la moderación, pero también que te des tiempo para relajarte, te sientes a la mesa sin prisas y realmente disfrutes cada bocado. Así tu cerebro asimila la acción y en el momento justo manda la señal de saciedad a tu estómago. ¡No comerás de más!

Lo más recomendable es que te acerques a un experto en nutrición para que juntos armen una dieta correcta más personalizada.

Actividad física: Lo segundo que puedes hacer es empezar a realizar ejercicio. No tienes que inscribirte a un gimnasio, ¡solo debes moverte! Estaciona el coche un poco más lejos que de costumbre, cuando puedas toma las escaleras en vez del elevador o saca a pasear al perro todas las tardes. Así, sin necesidad de pagar un gimnasio puedes comenzar a tener una vida más activa.

Paulatinamente te irás acostumbrando a la actividad y, si así lo deseas, podrás aumentar el ritmo, agregando actividades más vigorosas. ¿Por qué no considerar unas clases de baile para comenzar? Es divertido y capaz de fortalecer tu cuerpo. Siempre hay una opción para todos los gustos y estilos de vida.

Ah, y no olvides que necesitas hidratarte antes, durante y después de realizar algún tipo de actividad física, sobre todo si te hace sudar. Puedes llevar contigo una botella de agua Ciel, así te será más fácil cumplir tu objetivo.

Relajación: Una de las recomendaciones de los especialistas es mantener a raya el estrés. Suena complicado, pero para lograrlo existen métodos que te podrían ayudar a manejarlo: la meditación y el yoga, son solo algunas de las opciones que pueden sacar de tu mente las preocupaciones para así simplificar tu vida.

Adoptar un estilo de vida más saludable por 30 días no tiene que ser una misión imposible ni un reto. Tal vez este periodo de tiempo sea sólo el inicio de una larga existencia.