Por mucho que te enojes con ellos en algunas ocasiones, es innegable que tener hermanos es de lo mejor que te puede pasar en la vida. Contar con una persona en todo momento, y que te ayude de forma incondicional, es simplemente invaluable.

Pero tener hermanos brinda otras ventajas que ni te imaginas… por ejemplo, ¿sabías que tener un hermano menor podría hacer que mantengas la línea?

De acuerdo con el Doctor Lumeng, director asociado del Centro Momentum, los niños con hermanos menores son más propensos a estar físicamente activos, lo que reduce su riesgo de obesidad. En tanto que los padres pueden cambiar para bien la forma en que alimentan a sus hijos.

Por eso en el Día Mundial de los Hermanos te contamos algunos de los sorprendentes beneficios de no ser hijo único:

1. Puede hacerte más desinteresado. Recientes investigaciones sugieren que tener un hermano puede ayudar a los niños a desarrollar empatía. Los investigadores examinaron la relación entre hermanos en más de 300 familias y descubrieron que tener una relación de calidad con un hermano o hermana puede promover el altruismo en los adolescentes, especialmente en los niños.

2. Te ayudaría a ser más exitoso.
Los investigadores de la Universidad de Essex identificaron que el éxito de un hermano mayor podría extenderse a sus hermanos menores. Sin embargo, este efecto de propagación va del hermano más grande a los siguientes, pero no al revés, y esta forma de compartir conocimiento puede compensar la falta de información de los padres.

3. Mejorarían nuestra salud mental. Estudios realizados por la Universidad Brigham Young descubrieron que específicamente las hermanas parecen ayudar a sus hermanos a controlar mejor las emociones.

4. Podrían hacerte más feliz en tu vida adulta. Un vínculo cercano con un hermano durante la mediana edad y la edad avanzada, además de ayudar a evitar una posible soledad, se correlaciona con el estado de ánimo positivo.

5. Pueden contribuir a que vivas más tiempo. Los lazos sociales fuertes, como los que usualmente se forman entre hermanos, están vinculados a una mayor longevidad. Según con la investigación realizada por la Universidad Brigham Young, y la de Carolina del Norte en Chapel Hill, la gente que carece de éste tipo de relaciones tiene un mayor riesgo de morir antes que las personas que tienen vínculos estrechos.

6. Salir con ellos reduce el estrés. Pasar tiempo con un ser querido es una gran herramienta para combatir el estrés; los expertos aseguran que son los hermanos los que especialmente te protegen de los efectos negativos del estrés cuando eres un niño.

7. Tener hermanas te hace más comunicativo. No sólo los hermanos se benefician de la presencia de una hermana, sino toda la familia: las familias con al menos una hija tienen más probabilidades de entablar conversación y expresar emociones, mientras que los hijos tienden a tener el efecto opuesto.