Las metas están para cumplirse y superarse, y nosotros nos hemos propuesto ser un agente de cambio. Por eso devolvemos a la naturaleza más de 100% del agua que utilizamos en la elaboración de nuestras bebidas. Y tú, ¿qué tan comprometido estás con la conservación de este recurso? Aquí te damos 5 tips fáciles de aplicar para cuidar este líquido vital. 

El agua es básica para la vida y es uno de los recursos más preciados del planeta. Al ser parte de los principales ingredientes de nuestras bebidas, sabemos el enorme compromiso que tenemos con su preservación y buen uso.

Es así que nos fijamos una meta a nivel global: devolver a la naturaleza más de 100% del agua que utilizamos en nuestros productos para 2020, ¡y ya la superamos! Pero no estamos satisfechos y vamos por más.Pero como individuos, en familia y como parte de la sociedad, ¿qué tan conscientes estamos de actuar?


Un compromiso de todos

¡Súmate a la tarea de proteger el medio ambiente y cuidar el agua! Esta es primordial para la vida y el desarrollo de los seres humanos. Por tal razón, es necesario cambiar nuestra mentalidad y promover la importancia de su conservación, en todos los sentidos. Lo anterior significa adoptar hábitos responsables para el cuidado del agua en el día a día, y estos empiezan en casa.

Por ejemplo, si te rasuras o cepillas los dientes en la regadera, debes saber que para realizar estas actividades no necesitas mojar todo tu cuerpo y utilizar tanta agua. Te invitamos a observar cómo es tu consumo de agua para supervisar su ahorro y a seguir estas recomendaciones. 

5 tips para cuidar el agua

  1. Revisa con frecuencia las llaves y tuberías para detectar fugas. Si descubres alguna gotera, ¡repárala de inmediato! 

  2. Enjabona primero todos los trastes con la llave cerrada y después enjuágalos rápidamente. Utiliza un chorro de agua moderado y reutiliza esa agua para limpiar la casa. El agua jabonosa puede servir para lavar baños y banquetas. 

  3. Recolecta el agua de la regadera cuando te bañas. Mientras esperas la salida de agua caliente, coloca una cubeta para guardar el líquido. Lo puedes utilizar para regar plantas.

  4. Toma baños cortos de no más de 5 minutos y cierra la llave mientras te enjabonas.

  5. Cambia el tanque del escusado de 16 litros por el de 6, con esto ahorrarás hasta 10 litros de agua por descarga. 

¡Decídete a cuidar el agua, no hay pretextos!