De Norte a Sur, crecemos de la mano de nuestros aliados que son las tienditas de la esquina o ‘changarros’ de todo México. El secreto es que en cada región tenemos bebidas de tradición que no pueden faltar en las mesas de las familias. Aquí te presentamos 5 bebidas que son una muestra de la variedad de nuestro portafolio ¡que encuentras solo en algunos estados de la República Mexicana! 

Topo Chico

Esta agua mineral ha conquistado el paladar de los regiomontanos desde 1895. Actualmente, se distribuye en el Norte, Centro y Occidente del país, así como en 30 localidades de Estados Unidos. Su logo amarillo con tipografía roja tiene a una mujer que bebe el agua que emana del Cerro del Topo Chico. Una figura que evoca una leyenda azteca que cuenta que la hija del emperador Moctezuma se curó de un mal, luego de tomar las aguas cristalinas del manantial. 

Joya

Nació en 1942 en Monterrey, aunque actualmente las familias del Norte de Tamaulipas, Coahuila, algunos ciudades de San Luis Potosí, Sinaloa, Chihuahua, Baja California y algunas zonas de Morelos y Puebla también pueden disfrutar de sus 9 sabores frutales: fresa, uva, manzana, mandarina, durazno, piña, ponche, sangría y toronja.

Escuis

En 1912, Leo Fleishman fundó La Pureza, una pequeña fábrica de bebidas embotelladas multisabores en Tampico, Tamaulipas, que hoy se llama GT Global. Escuis es un refresco típico de Tampico, que también se puede encontrar en Veracruz. Su primer nombre fue Squeeze, una marca que se posicionó en el gusto de los locales y cambió su nombre a Escuis. Algunos de sus sabores son naranja, mandarina, manzana, piña y limón.

Ameyal

Es una bebida refrescante con sabor a frutas. Su nombre es de origen náhuatl y significa manantial. Es una bebida de larga tradición en Toluca, Estado de México, y Cuernavaca, Morelos. Fue lanzada por Grupo Cimsa, un embotellador que en 2011 se fusionó con Coca-Cola Femsa. Si un día andas por estas zonas, disfruta de su combinación de sabores: fresa-kiwi y durazno-manzana.

Yoli

En el mar de Acapulco la vida es más sabrosa si tienes en la mano esta bebida refrescante que es un orgullo del estado de Guerrero, gracias a su inconfundible sabor a limón. Yoli nació en Taxco, en 1918, con el nombre de La Vencedora. Sin embargo, en 1933, su dueño, Don Manuel Castrejón, la renombró con el diminutivo que usaba para referirse a su hija Yolanda, Yoli.


 

¿Cuántas de estas bebidas ya conocías? Te invitamos a buscar las que no has probado para descubris su sabor.