Desde que se desarrollaron las vacunas, éstas han aportado grandes beneficios a la humanidad, salvando a cada año millones de vidas. Su función es enseñar a las defensas naturales de nuestro organismo (el sistema inmunológico) a detectar y combatir los virus y bacterias seleccionados. Si tu cuerpo se ve expuesto a estos gérmenes patógenos, estará listo para destruirlos, previniendo así la enfermedad.

Si la exposición a una enfermedad se produce en una comunidad donde su población ha sido inmunizada en su mayoría, el riesgo de epidemia será menor. Gracias a la vacunación se erradicó la viruela, una enfermedad que antes era epidémica y causaba muchas muertes. En México la polio y la difteria se eliminaron a través de campañas de vacunación. Asimismo, a través de la vacunación se ha logrado el control de otras enfermedades como sarampión y hepatitis b.

Su beneficio no sólo se ve reflejado en la salud de las personas, sino que también ayuda a reducir gastos, ya que vacunarse cuesta menos que recibir tratamiento para las enfermedades contra las que las vacunas protegen. 

Actualmente, las vacunas contra el COVID-19 son la principal herramienta para poner fin a esta pandemia. Sus principales beneficios son:

  • Evitar que contraigas COVID-19 en un alto porcentaje y propagues el virus.
  • Evitar que te enfermes gravemente, aunque contraigas COVID-19.
  • Ayudan a proteger a las personas a tu alrededor, en especial a aquellas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

¿Qué pasaría si todos nos vacunamos?

  • La vacunación contra el COVID-19 es la manera más segura de ayudar a generar protección. Cuantas más personas se vacunen, menos probable es que la enfermedad se propague. Esto ayudará a que la pandemia termine antes.
  •  Una vez que todos estemos vacunados, podremos empezar a  hacer muchas de las actividades que hacíamos antes de la pandemia. Sin embargo, esto no quiere decir que debemos dejar de usar cubrebocas o de cuidarnos.

Vacunarse es un acto de solidaridad y de responsabilidad de todos que ayudará a resolver esta problemática global. La única manera de controlar esta pandemia es que toda la población se vacune. Si esto no ocurre es probable que hayan más mutaciones del virus y permanezcamos en estado de alarma indefinidamente. La vacunación es la mejor decisión que podemos tomar en este momento.

No pierdas la oportunidad y hazlo en cuanto puedas.