Para realizar el show de rock en un espacio único e inigualable como la Antártida, se tuvo convertir la potencia sonora que despliega Metallica en un concierto silencioso y respetuoso con el ambiente.

México DF, a 9 de diciembre, 2013.- Después de mucha expectativa, ayer por la tarde se realizó el concierto silencioso de Metallica en la Antártida.  El concierto se realizó en las  inmediaciones del helipuerto y se organizó siguiendo un estricto procedimiento establecido por la Dirección Nacional Antártico (DNA), de acuerdo  a las pautas del Protocolo de Protección Antártica (Protocolo de Madrid).

“Música Zero” comenzó en junio de 2012 con la idea de realizar una acción diferente e innovadora que tangilibizara la filosofía de Coca-Cola Zero de hacerlo posible: un show de rock en un espacio único e inigualable como la Antártida. A la banda integrada por James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Robert Trujillo, que viene de un año de grandes experiencias con el aniversario por los treinta años del lanzamiento de su disco debut Kill ’Em All, el estreno de la película 3D Through The Never y el primer show en China en toda su carrera, el continente blanco le pareció una manera excepcional de culminar el 2013, convirtiéndose en la única banda que ha tocado en todos los continentes.

A partir de entonces, se puso en marcha una maquinaria para convertir la potencia sonora que despliega Metallica sobre el escenario en un concierto silencioso y respetuoso con el ambiente. Para ello se desarrollaron gabinetes de insonorización para recubrir los amplificadores, se diseñó un sistema para que el monitoreo de sonido de la banda sobre el escenario fuera mínimo y se probaron distintas baterías para Lars Ulrich. El poder del sonido de la banda sólo se escuchó por los auriculares que tuvieron los afortunados ganadores que presenciaron el show  de manera exclusiva y en un entorno inigualable.

Se montó un operativo de 16 cámaras para registrar el show en HD y para poder  transmitirlo porCoca-Cola.TV a todos los países de Latinoamérica de habla hispana. El escenario se montó en las inmediaciones del helipuerto de la base científica Carlini, en la isla 25 de Mayo. En total, se instalaron cuatro paneles solares en los alrededores del helipuerto y se transportó biocombustible de segunda generación para alimentar el generador de la base y no utilizar la energía del lugar. A esta altura del año, en la Antártida hay unas dieciséis horas de sol por día, por lo que casi toda la energía que se usó para el show se obtuvo de los paneles solares.

Para realizarlo con el mayor respeto a la naturaleza, se construyó un escenario especial: un domo de forma geodésica con un diámetro de 15 metros y una altura de 6,6 metros, mientras que también se usarán domos auxiliares más pequeños para los equipos de audio, video y staff. La forma esférica, y su especial estructura permitieron soportar potentes vientos y acumulaciones de nieve, condiciones que habitualmente reinan en la Antártida.

Los 19 ganadores de la promoción que Coca-Cola Zero realizó en redes sociales en países como Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica y México, fueron privilegiados en presenciar este concierto así como los científicos que se encuentran en la base Carlini y en bases vecinas, sin sobrepasar los límites de público permitido. Durante el concierto Metallica interpretó canciones como: Creeping Death, For Whom the Bell Trolls, Welcome Home, Master Puppets, One, Blackened, Nothing Else Matters, Enter Sandman y Seek and Destroy.

La Antártida se encuentra bajo la especial tutela del Tratado Antártico y de diversos foros internacionales que, entre otros aspectos, contemplan la posibilidad de fomentar acciones culturales que permitan difundir la importancia de este continente, como resguardo de la biodiversidad antártica y como ejemplo de cooperación internacional.

www.coca-colazero.com.mx