Los mejores programas recibirán recursos para potenciar su alcance.

Davos, Suiza, 22 de Enero de 2013.- El día de hoy, Coca-Cola invitó a los miembros de  “Formadores Globales” (Global Shapers), asistentes al Foro Económico Mundial de Davos a regresar a la reunión de 2014 con evidencias del trabajo que hayan realizado para ayudar a resolver los problemas del mundo. Como incentivo, el proyecto más destacado recibirá $50,000 dólares para potenciar su alcance mientras que las siguientes cinco iniciativas recibirán $10,000 dólares a fin de que continúen y expandan su impacto.

“Formadores Globales”, es la mayor iniciativa lanzada durante el Foro Económico Mundial para invitar a las nuevas generaciones (personas entre 20 y 30 años) a actuar local y globalmente a favor del cambio. Además, contribuirá en más de 200 comunidades alrededor del mundo a que se documenten los resultados de proyectos locales que ayuden a la solución de problemas de salud, ambientales, educativos y de crecimiento económico.

La selección de los proyectos más destacados la realizará un grupo de expertos integrados por representantes de los “Formadores Globales” (Global Shapers), de la Fundación Schwab para Emprendedores Sociales, Coca-Cola, representantes del gobierno y miembros de la sociedad civil. Los criterios de evaluación son: la relevancia de los temas abordados, el número de personas impactadas, el retorno de la inversión y la capacidad de crecimiento de la iniciativa. El resultado del análisis hecho y los proyectos finalistas serán anunciados en enero del 2014.

“Esta es una iniciativa que busca despertar y expandir las ideas innovadoras de los jóvenes líderes del mundo, que es exactamente lo que necesitamos para apoyar el crecimiento que tanto necesita la economía global”, dijo Muhtar Kent, Presidente y CEO de The Coca-Cola Company. 'Con más de la mitad de la población del mundo menor de 27 años, está claro que la solución de los retos actuales y futuros depende del involucramiento de la generación del milenio. Nuestro apoyo a los Formadores Globales (Global Shapers) es con la firme creencia de que el talento y liderazgo para cimentar el crecimiento y encontrar la solución a problemas sociales, puede venir de cualquier parte, no sólo de los gobiernos o las empresas”, concluyó.

Klaus Schwab, Fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial, agregó, 'Los jóvenes son una gran fuente de innovación y pueden contribuir a la recuperación del crecimiento económico frente a la injusticia social y pueden coadyuvar a crear un cambio sostenible. Coca-Cola lo reconoce y nosotros apreciamos su participación activa e impulso a la Comunidad de Formadores Globales (Global Shapers). El crecimiento de los Formadores - ahora con más de 200 centros comunitarios en todo el mundo - es un desarrollo emocionante y positivo para el Foro, pues plantea nuestro concepto de emprendedor empresarial que recae en el interés público global así como nuestro compromiso de encontrar soluciones a los problemas más relevantes del mundo'.

Lanzada en 2011, la “Comunidad de Formadores Globales” involucra a instancias empresariales en el desarrollo de proyectos que impacten positivamente en las comunidades locales, además de participar en una conversación global con los líderes mundiales para ayudar en la conformación del futuro.

Los “Formadores Globales” han hecho destacados progresos. Actualmente, nueve de sus representantes son parte del Comité del Foro Económico Mundial, la mayor red de intercambio de ideas de académicos de clase mundial. Más de 300 “Formadores Globales” han participado en las reuniones organizadas por el Foro Económico Mundial, en particular en la sesión plenaria de clausura de la Reunión Anual del Foro Económico Mundial 2012. Y en enero de este año, más de 50 “Formadores Globales” de todo el mundo están participando en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial  en Davos.

Los programas de los formadores locales abordan una amplia gama de problemas sociales y económicos que van desde un proyecto de apertura de 200 bibliotecas públicas en Filipinas, hasta el trabajo realizado para ayudar a la gente afectada por el huracán Sandy en Estados Unidos y de manera paralela, apoya comunidades marginadas, incluyendo un orfanato para niños menores de siete años en Bamako, Mali.