Los equipos utilizan refrigerantes naturales que ayudarán a evitar la emisión de 5.25 millones de toneladas de CO en 10 años.

  • La Compañía está trabajando para cumplir la meta impuesta para el año 2015 de implementar eficiencias energéticas a nivel global con utilización de refrigerantes naturales en todos sus equipos nuevos

Nueva York, 5 de febrero de 2014.- Coca-Cola anunció que instaló su refrigerador número  1 millón libre de HFCs (hidro-fluoro-carbonos), equipos que utilizan refrigerantes naturales  y que ayudarán a evitar la emisión de 5.25 millones de toneladas de CO2 en 10 años.

Esto marca un progreso significativo en la Compañía para eliminar el uso de refrigerantes HFC- un agente relacionado con el cambio climático- en las máquinas dispensadoras, expendedoras y refrigeradores de Coca-Cola a nivel mundial.

Junto con los Grupos Embotelladores, el Sistema Coca-Cola estableció el compromiso para que todos sus equipos de refrigeración nuevos sean libres de (HFCs) para el año 2015. Logrando este objetivo se evitará la emisión de más de 50 millones de toneladas métricas de CO2 en los próximos 10 años, una cantidad equivalente a las emisiones anuales de más de 10 millones de vehículos.

Coca-Cola ha mejorado la tecnología de sus equipos de enfriamiento  para que sean más eficientes y tengan un 40% menos consumo energético desde el 2000, lo cual ha permitido eliminar el  75% de emisión de gases de efecto invernadero (GEI)  con la transición a equipos libres de HFCs.

'Durante la última década, hemos invertido más de $100 millones de dólares para hacer que nuestros refrigeradores sean más amigables con  el medio ambiente', dijo Jeff Seabright, Vicepresidente de Medio Ambiente y Agua  de Coca-Cola. 'Y hemos reducido significativamente nuestras emisiones de carbono y nuestra huella ambiental. A través de la inversión en los esfuerzos de investigación, desarrollo y comercialización, hemos avanzado en el uso de tecnologías de refrigeración libres de HFCs y sistemas de gestión  y eficiencia energética. Hemos hecho sustentable nuestra refrigeración como piedra angular para la protección climática y eficiencia energética'.

Como parte de nuestro compromiso por hacer más sustentables nuestros enfriadores, en             Coca-Cola comenzamos a utilizar CO2 como agente refrigerante natural, el cual elimina el 99% de emisiones directas de gases de efecto invernadero (GEI). La inversión de la Compañía en crear equipos más sustentables ha hecho de la tecnología basada en CO2 una opción comercialmente viable para las bebidas frías y la industria de equipos para alimentos.

En 2013, Coca-Cola colocó aproximadamente 230,000 unidades de equipos libres de HFCs, con lo que a nivel mundial hay un acumulado de un millón de enfriadores instalados. Si bien las colocaciones de equipos libres de HFCs  están  llegando  rápidamente a todo el mundo, Europa y Japón han sido los líderes en el Sistema Coca-Cola, hasta el momento.

Asimismo, la Compañía sigue siendo un participante activo en Refrigerants Naturally! , una alianza de la industria alimentaria y de bebidas co-fundada por Coca-Cola en 2004 con el apoyo del Programa Medioambiental de las Naciones Unidas (UNEP). El grupo aborda el cambio climático global a través de la promoción de las tecnologías de refrigeración alternativas libres de HFCs.

'Nuestros logros en pro del cuidado ambiental son el resultado de la colaboración y el trabajo en equipo entre la Compañía, nuestros socios embotelladores, nuestros proveedores, clientes y consumidores”,  dijo Seabright. 'La sustentabilidad de nuestro planeta depende más de nosotros y requiere de la acción colectiva, es por eso que trabajamos con los gobiernos, las organizaciones y otras empresas para avanzar en soluciones para la protección del clima. Sólo juntos podremos hacer frente con éxito a retos de esta magnitud'.

Este trabajo complementa el más reciente objetivo fijado por la Compañía para reducir la huella de carbono de 'la bebida en tu mano ' en un 25 por ciento para el año 2020. Este objetivo incluye trabajar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a través de toda la cadena de valor de los productos de Coca-Cola haciendo reducciones globales en los procesos de fabricación, los formatos de envasado, la flotilla de distribución, los equipos de refrigeración y de abastecimiento de ingredientes.

En 2009, Coca-Cola, con el apoyo de Greenpeace, fijó la meta para que el 100% de sus refrigeradores y máquinas expendedoras sean libres de HFCs para el 2015.  La Compañía también ha desempeñado un papel activo en el establecimiento de la meta del Consumer Goods Forum para comenzar la eliminación gradual de los refrigerantes HFCs en equipos de refrigeración ya en el mercado a través de 400 Compañías hermanas a partir de 2015.