Coca-Cola inauguró planta embotelladora como parte de la inversión anunciada en Myanmar de $200 millones de dólares, contribuyendo a la creación de 22,000 puestos de trabajo en 5 años. La Compañía planea atender más de 100,000 puntos de venta a nivel nacional en los próximos 6 meses

Yangón, Myanmar, a 4 de junio de 2013 - Por primera vez en más de 60 años, una Coca-Cola ha sido embotellada en Myanmar. Muhtar Kent, Presidente del Consejo y Director General de The Coca-Cola Company, asistió hoy a la ceremonia de inauguración de una planta embotelladora en Crystal Springs, Hmawbi Township. Esta fábrica es la primera en embotellar a nivel local productos Coca-Cola desde que la empresa volviera a entrar en Myanmar el año pasado. Este momento histórico forma parte del compromiso a largo plazo que tiene Coca-Cola para generar un impacto positivo en la producción, distribución, venta y contratación, a través de su negocio local en Myanmar.

“Conforme crecemos como negocio local en Myanmar, estamos comprometidos en crear valor económico a la vez que construimos comunidades sustentables”, dijo Kent. “Para los habitantes de Myanmar, Coca-Cola representa un futuro optimista, con la promesa de que vendrán días mejores. Nos sentimos privilegiados por formar parte de esto”.

Después que se levantaran las sanciones, Coca-Cola fue una de las primeras compañías de Estados Unidos que se le otorgara permiso para invertir en el país, bajo las nuevas leyes de Inversión Extranjera de Myanmar. La inauguración de esta planta es un claro indicio del compromiso de Coca-Cola por invertir $200 millones de dólares en los próximos 5 años en el país. Esta inversión permitirá incrementar la capacidad de producción, infraestructura de logística, ventas y distribución, y mejorar las capacidades de mercadotecnia y desarrollo de capacidades del personal.

A través de su presencia local, Coca-Cola contribuirá al éxito económico y social de Myanmar al invertir localmente en manufactura, contratar localmente a personal, usar proveedores y distribuidores locales y apoyar la inversión en programas comunitarios. Esta inversión además estimulará la creación de empleos, la cual Coca-Cola estima será de 22,000 plazas en los siguientes 5 años.

En la ceremonia de inauguración, Kent estuvo acompañado de Madeleine Albright, anterior Secretaria de Estado de los Estados Unidos y Directora de Albright Stonebridge Group, su Excelencia U Myint Swe, Ministro General de la región de Yangon y representantes de Pinya Manufacturing Co. Ltd, el socio embotellador local de Coca-Cola.

“Como orgulloso ciudadano de Myanmar, me siento honrado de formar parte de esta ocasión especial para Myanmar y para Coca-Cola”, dijo Day Shwe Cynn, Vicepresidente del Consejo de Pinya Manufacturing Co. Ltd.

“Nos emociona unir nuestra experiencia local y pasión con la que trabajan nuestros empleados, a la marca número uno a nivel mundial y a las capacidades de una empresa de talla internacional como Coca-Cola. Juntos lograremos un futuro positivo para nuestro negocio, comunidad y para la gente de Myanmar”, dijo el Sr. Thureign Win, Vicepresidente del Consejo de Pinya Manufacturing Co. Ltd.

Coca-Cola cuenta con estándares globales de ética corporativa, mismos que serán incorporados en las prácticas de negocios de la empresa en Myanmar. Estas incluyen la adherencia estricta a su Política Global de Derechos Humanos y en el Lugar de Trabajo, Principios Rectores para Proveedores, Código de Conducta Empresarial y Políticas Antisoborno.

Además de sus prácticas éticas para el desarrollo económico, Coca-Cola busca proveer oportunidades de desarrollo y crecimiento para la gente de Myanmar. Como parte de este compromiso, la Fundación Coca-Cola está trabajando con PACT, una respetada organización no gubernamental, para implementar Swan-Yi, un programa de 3 años que busca empoderar a casi 25,000 mujeres de Myanmar para integrarlas en el desarrollo económico. Desde que inició el programa en julio de 2012, 10,000 mujeres ya han sido empoderadas para empezar sus propios negocios.

Botellas plásticas de Coca-Cola y Sprite de 425ml, con etiquetas locales de Myanmar están siendo producidas en la planta. La icónica botella contour de vidrio de 300ml y latas de aluminio se espera empiecen a producir en las siguientes semanas. Para completar el portafolio, se importarán latas de Coca-Cola Zero. Coca-Cola busca atender a más de 100,000 puntos de venta a nivel nacional en los siguientes 6 meses a través de un aumento en la capacidad de producción y distribución, incluyendo una segunda planta ya existente en Hlaing Thar Yar.