El reto de ser diferentes para crear algo nunca antes visto, apoyando a startups que apuestan por lo innovador, es el objetivo número 1 de Latin America Bridge. Un programa con el que Coca-Cola trabaja con emprendedores para integrar sus tecnologías a la Cadena de Valor de la Compañía, respetando siempre la propiedad intelectual de su propuesta.

En la primera edición de este programa, que surgió en Israel y llegó a México en 2016, participaron 10 empresas, que con todo la pasión por crecer se transformaron llevando su proyecto al siguiente nivel, haciendo de la sinergia con el Sistema Coca-Cola, la clave de su éxito.